Alma Cero sustituye a Escalona en el "Cuarentenorio Cómico"

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 7 (EL UNIVERSAL).- Alma Cero asegura que tiene mala memoria, pero la noche del viernes subió al escenario del "Cuarentenorio Cómico" en sustitución de Andrea Escalona, con tan sólo unas cinco horas de ensayo, incluyendo la memorización del libreto y el repaso con sus compañeros.

"Me habla Alejandro Gou, que es el productor y con quien tengo bastante tiempo trabajando juntos, y me pregunta tal cual ‘¿eres torera?’, que me lo pregunte mi tía, mis hermanos, pero él, que hemos tenido la oportunidad de trabajar juntos en ese sentido; ya le había cubierto a Raquel Bigorra en un Tenorio, a Ninel en "El sirenito", a Diana Mota en "A oscuras me da risa", como sabe que entro en el nervio y en el chip y me aprendo rápido las cosas, el confía demasiado en mí, pero yo siento que me va a dar una gastritis en este momento", bromea Alma Cero cuando ya se ha dado segunda llamada.

Lo que lamenta de esta ocasión, es que se trata de un problema de salud por parte de Escalona, quien dio positivo a la prueba de Covid-19, a pocos días de haber perdido a su madre, la productora Magda Rodríguez.

"Yo le mando un beso y un abrazo muy grande, porque además está pasando por una transición muy fuerte en su vida, pero yo sé que se va a recuperar, porque es una chava muy joven y muy positiva".

Quien da vida a la divertida Rosa Aurora en la serie "María de Todos los Ángeles", explicó que esta prueba de solidaridad y apoyo se da mucho entre los compañeros de gremio, pero mucho más en las producciones de Gou, donde arropan tanto al actor que no pude salir a escena por alguna razón, como al que sube al escenario de emergente.

"Ya sabes que vas a caer en una red y que si algo así pasa el show debe continuar, y continúa, es un milagro que tiene el teatro. Para mí es importante hacer este tipo de cosas, porque nunca sabemos qué va a pasar, hay que entender que lo que lástima a uno lástima a todos, lo que sana a uno sana a todos; definitivamente es una linda oportunidad, porque aunque sí tengo trabajo, de volver a mi familia del Tenorio. Es una prueba de amor al teatro y a la carrera, que tiene que ver con lo importante que es para mí apoyar a mi gente mientras esté en mis manos".

Aunque tuvo sólo horas para aprender el papel de doña Inés, asegura que no fue tan complicado porque no sólo conoce la obra, también confía mucho en sus compañeros, como Freddy y Germán Ortega, Lalo España o Claudio Herrera, que son unos genios de la comedia y con mucha experiencia en las tablas, que sabe la ayudarán si algo le falla durante la función.

Alma Cero no sabe por cuánto tiempo estará en este montaje, por eso prefiere ir función por función y asegura que al menos este fin de semana ella será doña Inés; por lo pronto se va a cuidar mucho para permanecer sana y cumplir con este compromiso; pero si el productor le pide cubrir a Andrea Escalona hasta que se recupere, que son alrededor de dos semanas, ella lo hará con mucho gusto.

La tercera llamada ya se dio y casi todos corren a escena, Alma entra hasta el segundo acto pero debe terminar de vestirse con el sexy hábito de doña Inés, pero asegura que pese a su aparente tranquilidad, en sus adentros está mucho más que nerviosa, por eso se dará unos minutos en su camerino para relajarse y repasar sus líneas y trazos escénicos.

"En el momento parece que soy adrenalinica porque digo, sí voy, pero si te explicara lo que siento en el estómago ahorita, he estado temblando todo el día, pero creo que cuando ya no sienta nervios mejor me retiro. Espero dar mi mejor trabajo, voy a dar lo mejor de mí para que el Cuarentenorio siga siendo divertido y brillante".

Cuando llega el momento de que ella suba a escena, con el buen humor que la caracteriza dice: "todos persígnense, vamos a dar la función".