Más allá de las tabletas: con iPad Pro, Apple redobla su apuesta para los usuarios profesionales

·5  min de lectura
El nuevo iPad Pro tiene pantallas de 12,9 u 11 pulgadas, y es el primero en usar un chip M1 de Apple, el mismo que está en las nuevas MacBook
El nuevo iPad Pro tiene pantallas de 12,9 u 11 pulgadas, y es el primero en usar un chip M1 de Apple, el mismo que está en las nuevas MacBook

Las tabletas llegaron con la esperanza de sustituir a las computadoras personas y en sus primeros años lograron bastante éxito, dando lugar a una nueva categoría de producto que se hizo hueco en el catálogo de la mayoría de los fabricantes. Sin embargo, no lograron su objetivo y las ventas se situaron en caída libre al ritmo en que las pantallas de los smartphones iban creciendo en tamaño, acumulando en 2019 casi veinte trimestres consecutivos de descensos.

Desde 2020 las tabletas parecen estar viviendo una segunda juventud, pero este crecimiento (se han vendido 160 millones de unidades, un 28 por ciento más que en 2019) se ha debido a un factor totalmente inesperado: la pandemia. La educación online y la movilidad propia del teletrabajo están cambiando los hábitos de los usuarios, pero aún surgen dudas sobre la capacidad de las tabletas para cubrir las necesidades de esta nueva normalidad.

De lo que no cabe duda es de que si estos dispositivos tienen futuro, el iPad marcará el camino a seguir. Cerca de una de cada dos tabletas (45,85 por ciento) que se vendieron en España en 2020 eran de Apple y los de Cupertino han subido la apuesta con el nuevo iPad Pro, que incorpora por primera vez el potente chip M1, conexión 5G y una pantalla Liquid Retina XDR de 12,9 pulgadas.

Hemos tenido la oportunidad de probarla y el rendimiento es espectacular, aunque las actualizaciones de ‘software’, con la próxima llegada de iPadOS 15, no han cumplido con todas las expectativas de los usuarios de Apple, que esperaban -tras la integración del procesador M1- la adaptación para este dispositivo de Final Cut Pro u otras aplicaciones más potentes que, de momento, son de uso exclusivo en Mac.

Los puntos fuertes del iPad Pro

La nueva tableta iPad Pro busca posicionarse como una de las principales herramientas para la producción de piezas creativas, aunque por el momento no puede reemplazar de forma completa las prestaciones de una computadora portátil o de escritorio
La nueva tableta iPad Pro busca posicionarse como una de las principales herramientas para la producción de piezas creativas, aunque por el momento no puede reemplazar de forma completa las prestaciones de una computadora portátil o de escritorio


La nueva tableta iPad Pro busca posicionarse como una de las principales herramientas para la producción de piezas creativas, aunque por el momento no puede reemplazar de forma completa las prestaciones de una computadora portátil o de escritorio

Lo que más llama la atención cuando usas el iPad Pro por primera vez es lo que a primera vista no se percibe: la rapidez y la fluidez en cualquier acción. El chip M1 ofrece hasta un 50 por ciento más de rendimiento que el A12Z Bionic, mientras que la nueva CPU alcanza una velocidad un 40 por ciento superior. Una combinación de rendimiento gráfico y de la CPU que son prácticamente imbatibles en el sector.

La mejora más tangible, desde que lo vemos en el expositor de la Apple Store, está en la pantalla. La nueva Liquid Retina XDR trae el imponente rendimiento del monitor Pro Display XDR al iPad Pro de 12,9 pulgadas (un tamaño en el que la multitarea empieza a tener sentido) y cuenta con un revolucionario diseño de miniLED que utiliza más de 10.000 LED en todo el panel posterior, alcanzando hasta 1000 nits de brillo a pantalla completa, lo que mejora los procesos de trabajo creativos y el consumo de contenido audiovisual en escenarios incluso de mucha luz.

Los iPhone 6s y SE de primera generación también se podrán actualizar a iOS 15

El resultado es una imagen más fiel a la realidad, con un mayor número de matices en las zonas con mayor luz y sombra, algo que agradecen especialmente los perfiles creativos, que han encontrado en el iPad y en el Apple Pencil unas herramientas ideales para dar rienda suelta a su creatividad. Precisamente la sensibilidad del lápiz óptico de Apple es uno de los grandes atractivos de este dispositivo, ya sea para los ilustradores más hábiles o, simplemente, para aquellos que quieren tomar notas a mano en la tableta.

Pensando en el teletrabajo

El nuevo iPad Pro tiene pantallas de 12,9 u 11 pulgadas, y es el primero en usar un chip M1 de Apple, el mismo que está en las nuevas MacBook
El nuevo iPad Pro tiene pantallas de 12,9 u 11 pulgadas, y es el primero en usar un chip M1 de Apple, el mismo que está en las nuevas MacBook


El nuevo iPad Pro tiene pantallas de 12,9 u 11 pulgadas, y es el primero en usar un chip M1 de Apple, el mismo que está en las nuevas MacBook

El nuevo contexto provocado por el Covid-19 ha hecho que herramientas como el iPad Pro cobren más sentido que nunca. El fabricante estadounidense ha hecho hincapié en las necesidades de los teletrabajadores, que buscan dispositivos ligeros y potentes para llevar a cabo sus tareas diarias desde cualquier lugar.

Para ello, resulta fundamental la conexión. Este nuevo modelo con 5G se conecta a redes móviles aún más rápidas para ofrecer a los usuarios un ancho de banda profesional. Esto se nota al hacer streaming de video con mayor calidad, colaborar en tiempo real o utilizar FaceTime con alta definición. Además, gracias a su compatibilidad con Thunderbolt y USB 4, el puerto USB-C del iPad Pro es el más versátil en un iPad.

Otra mejora interesante llega de la mano del sistema de cámara TrueDepth con ultra gran angular frontal de 12 megapixeles, diseñado específicamente para el iPad y compatible con la función Encuadre Centrado, una prestación que sube la vara de las videollamadas, en la que hemos estado la mayoría de los teletrabajadores inmersos constantemente durante el último año y medio.

Esta herramienta utiliza un campo de visión mucho más amplio en la cámara frontal junto a las características de aprendizaje automático del chip M1 para reconocer a los usuarios y mantenerlos siempre en el centro de la imagen. De esta forma, no salen del encuadre aunque se muevan. Si aparecen más personas, la cámara también las detecta y aleja el zoom para que todo el mundo salga y pueda participar en la conversación.

Finalmente, el teclado Magic Keyboard cumple perfectamente con su función de acercar al iPad Pro lo máximo posible a la experiencia de una computadora portátil gracias a la comodidad de sus teclas retroiluminadas, su trackpad integrado y su diseño flotante.

Una herramienta de trabajo casi perfecta, a la que sólo le falta dar respuesta a las necesidades de los editores de vídeo y de los profesionales que necesitan de software más potente en sus trabajos y aún no se pueden desprender de la computadora portátil o de escritorio. Algo en lo que seguramente los de Cupertino ya están trabajando.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.