Alistan plan con 100 bici estacionamientos en Puebla

·2  min de lectura

PUEBLA, Pue., marzo 23 (EL UNIVERSAL).- La ciudad de Puebla, como parte del proyecto "Movilidad 2021", contempla la instalación de cien bici estacionamientos, entre ellos el más grande de Latinoamérica con una capacidad para albergar 500 bicicletas.

El plan integral de intervención y rediseño del espacio público contempla 10 sub-estrategias a favor de una cultura de movilidad sostenible, humana e incluyente, entre ellas más infraestructura ciclista y la colocación de más Parklets en distintas zonas del Centro Histórico.

El Ayuntamiento de Puebla anunció una inversión inicial de 40 millones de pesos para mejorar movilidad en la ciudad, bajo un esquema de visión que coloca a las personas y sus entornos como protagonistas de la transformación.

El ambiciosos plan contempla la construcción del Biciestacionamiento masivo más grande Latinoamérica, proyecto que ya se encuentra en fase de estudio y diagnóstico para que se instale al lado de la terminal sur de Ruta con una capacidad para 500 bicis.

Además, el mantenimiento integral a la infraestructura ciclista ya existente; la construcción de más de 100 biciestacionamientos en toda la ciudad; el regreso de la Vía Recreativa bajo un esquema de esparcimiento con sana distancia y puntos de sanitización a lo largo de seis kilómetros de calles abiertas.

Implementación de reductores de velocidad, en atención a las demandas ciudadanas más solicitadas en materia de seguridad vial; construcción de pasos a nivel banqueta en diferentes puntos de la ciudad para crear entornos de cruce seguro.

Continuidad al mejoramiento del Centro Histórico por medio del corredor turístico que va del Teatro Principal al Zócalo; instalación de más Parklets, modelo de gestión del espacio público que contribuye a la reactivación económica, entre otros.

La alcaldesa de la capital, Claudia Rivera Vivanco, explicó que se realiza un esfuerzo de gestión del espacio público basado en la inclusión, ya que se busca revertir el modelo de movilidad que por décadas sólo privilegió a un medio de transporte.

Una responsabilidad social que debe asumir la ciudadanía en materia de cultura vial y respeto a la vida, así como un cambio de conciencia en las calles, acompañado de la infraestructura urbana necesaria para ello.