Alina Rubi: ¿Quieres alcanzar tus metas del nuevo año? Sigue estos consejos | Opinión

Cuando comienza un año se inicia un nuevo ciclo en nuestras vidas, y establecer metas es como tener una brújula para recorrer ese nuevo camino. El problema es que la mayoría de las veces nos desviamos y no finalizamos nuestros propósitos, algo que nos hace sentir que somos unos fracasados. Para establecer metas, las mismas deben estar bien definidas, con un plan, y ser realistas, porque de lo contrario cualquier esfuerzo será en vano y caeremos en la frustración.

Es común confundir metas y objetivos, sin embargo, no son lo mismo. Los conceptos están vinculados, pero realmente son diferentes formas de obtener un resultado.

Las metas son importantes, y si deseas lograr algo en tu vida debes tener metas. Enfocarse es fundamental cuando tenemos metas, y toda tu atención debe estar orientada a ellas. En ocasiones, por agotamiento, responsabilidades desproporcionadas y otros elementos, no nos concentramos en lo que queremos lograr, no obstante, cuando nos fijamos metas nuestro entusiasmo crece, y esto nos ayuda a orientar adecuadamente nuestros esfuerzos.

Las metas son logros dentro de un objetivo, ellas forman parte de un plan, es decir, son la estrategia, y cuando se relacionan con algo más grande son primordiales para encauzar nuestras energías y apreciar los resultados a lo largo del recorrido.

Trata siempre de elegir metas que sean valiosas para ti, no pierdas el tiempo trazándote metas que no son importantes. Aprende a establecer prioridades, porque no puedes hacer todo al mismo tiempo, no todas tus aspiraciones tienen la misma importancia y deben obtenerse al mismo tiempo. Puntualiza, y específica lo que es más importante.

Fragmenta tus objetivos en tareas simples, y chiquitas, porque los objetivos pueden lucir irrealizables si son extremadamente grandes. Si esto sucede, el reto es hercúleo trayendo como consecuencia la carencia de entusiasmo y motivación. No merece la pena sacrificarse sin ver resultados concretos, por eso la solución es dividir las metas grandes en objetivos sencillos, y cuando menos te lo imaginas ya estás más cerca de finalizar.

Selecciona metas que puedas ocuparte ahora, es bueno especular sobre el futuro, pero debemos ser prácticos. Debes crear metas que puedas emprender en este momento, ya que una meta que solo la puedes comenzar dentro de un periodo de tiempo se denomina sueño.

Construye un plan de ejecución, debes tener muy claras las ideas de cómo lograrás tus metas. Elaborar un plan práctico de acción supone determinar qué tácticas vas a poner en juego. Nunca te olvides de tus valores cuando estés buscando una meta.

Ocasionalmente podemos pensar que la única forma de alcanzar una meta, o convertir un sueño en realidad, es hacer algo que viola nuestros principios. Si eso ocurre, algo no está bien. Probablemente tu meta esté desviada, o las resoluciones que hiciste mientras las buscabas fueron erróneas. Si negocias tus valores, o principios, para obtener una meta, los resultados negativos pueden ser mucho más perdurables que las resoluciones positivas que buscabas.

No temas pensar en grande, ya que las grandes metas solo las consiguen quienes osaron soñar en grande y trabajaron para que no fueran solo ideas.

Alina Rubi es una astróloga e instructora espiritual que ejerce en Miami. Contacto: 305-842-9117, astralrain29@gmail.com; Facebook: Rubi Astrologa; Instagram: alinarubiastrologia; www.esoterismomagia.com.