Alimentos que ocasionan daño en los riñones

·6  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 23 (EL UNIVERSAL).- Los riñones son órganos fundamentales en el proceso de eliminar el exceso de líquidos y filtrar los desechos de los alimentos que ingerimos y que ya no son requeridos por el cuerpo. Además, ayudan a mantener el equilibrio en los niveles de agua, sales y minerales, contribuyendo a que el organismo trabaje de manera correcta y absorba solo aquellos que le son necesarios.

Como ves, los riñones son responsables de procesos muy importantes, y esa es una de las razones por las que vigilar su funcionamiento y cuidar que no exista ninguna molestia es indispensable para detectar a tiempo cualquier tipo de fallo renal. Y es que, aunque es un órgano que realiza sus funciones de manera automática, existen hábitos que pueden causar su daño prematuro.

Uno de los más comunes es ingiriendo en exceso ciertos alimentos que, se ha observado, causan fallas o daños a este órgano, por lo que es mejor evitarlos para cuidar así nuestra salud. Si desconoces cuáles son, en "Menú" de EL UNIVERSAL te decimos los 8 alimentos que podrían provocarte fallas renales.

Carnes rojas y embutidos afectan los riñones

El exceso de sodio en la sangre obstruye la capacidad de los riñones para procesar los líquidos, ocasionando que se ralentice su paso por el cuerpo. Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el consumo diario de sodio en adultos no sea mayor a 2 gramos, lo que equivaldría a un aproximado de 5 gramos de sal durante todo el día, razón por la que limitar los embutidos y carnes rojas procesadas es un hábito que podría beneficiar a tu salud renal.

Un artículo publicado en la revista médica "Journal Of Renal Nutrition" indica que las carnes procesadas y embutidos incrementan el riesgo de sufrir insuficiencia renal hasta en un 99% en comparación con aquellos que no los consumen con regularidad, debido al exceso de sodio que se genera en la sangre, misma que forza los procesos de depuración en el cuerpo.

Encurtidos

Los alimentos encurtidos son aquellos sometidos a un proceso de fermentación en salmuera, agua con alta concentración de sal, o de inmersión en una solución hecha con vinagre. Debido a este procedimiento, es esencial consumir en cantidades moderadas este tipo de ingredientes, entre los que se encuentran los chiles en vinagre, pepinillos o aceitunas.

Esto se debe principalmente a que una porción excede los límites de sal recomendados por la Organización Mundial de la Salud para mantener los riñones en un funcionamiento óptimo.

Lácteos enteros

Si bien el calcio es un mineral indispensable para mantener una buena salud y evitar padecimientos como la osteoporosis, el exceso de éste también puede influir en el daño renal.

Una publicación en Harvard Health Publishing emitió una serie de recomendaciones que incluyen moderar los lácteos, sobre todo los de tipo entero, debido a su alta concentración de ácido úrico. Este exceso de ácido aumenta los niveles de calcio y puede ocasionar cálculos, conocidos también como "piedras en los riñones", menciona Mayo Clinic.

Bebidas alcohólicas

Consumir alcohol en exceso provoca un desajuste en el funcionamiento de los riñones, debido a que estos órganos entran en un estado que les dificulta distinguir entre los líquidos que son necesarios y los que debe desechar.

El portal de la organización Vida Renal menciona que una de las razones por las que cuando estamos bebiendo sentimos necesidad de ir al baño constantemente es debido a que se deja de procesar correctamente la orina, filtrando todos los líquidos hacia la vejiga, a su vez propiciando que los riñones se vean en la necesidad de tomar de otras partes del cuerpo para continuar en funcionamiento.

Esta postura es reiterada por la publicación Alcohol Health and Research World, que menciona, entre otros puntos, que las molestias tras la ingesta desmesurada de alcohol, como el dolor de cabeza, es a causa del desequilibrio que sufren los electrolitos.

Condimentos procesados

Los condimentos son parte fundamental en las cocinas de todo el mundo, ya que gracias a ellos es posible potencializar los sabores y conseguir platillos deliciosos. No obstante, exceder las cantidades recomendadas de estos ingredientes puede resultar contraproducente para el cuerpo, sobre todo tratándose de aquellos altos en sodio que, por ser prácticos y accesibles, están presentes en numerosas preparaciones.

Respecto a los riñones, los condimentos procesados pueden significar un riesgo si se consumen en altas porciones y con frecuencia mayor a la recomendada. En primera instancia, por tener elevados niveles de sal, como los consomés o caldos previamente procesados, que comúnmente podemos encontrar en forma de cubo o barrita, listos para ser añadidos a las comidas.

Una alternativa para sustituirlos es utilizar caldos caseros, y paulatinamente, disminuir la cantidad de sal que le agregamos a los alimentos, hasta ser capaces de consumir alimentos con poca cantidad de sal.

Refrescos y gaseosas

Como ya mencionamos, los riñones son esenciales para el correcto proceso de desecho de líquidos y absorción de elementos necesarios para el cuerpo, por lo que mantener una hidratación adecuada es un hábito relativamente sencillo de cumplir que servirá como una pequeña ayuda a estos órganos.

Considerando lo anterior, la OMS recomienda consumir entre 1.5 y 2 litros de agua, tomando en cuenta las necesidades específicas de cada cuerpo. Pero lo relevante en este punto es decir que líquido no es igual a agua, y que las bebidas endulzadas, carbonatadas o los refrescos no entran en este grupo, al contrario, lejos de hidratar correctamente al organismo, ocasionan otros desajustes, como el incremento de azúcar y sodio en la sangre.

Un estudio publicado en Epidemiology indica que consumir dos o más bebidas carbonatadas al día aumenta el riesgo de sufrir insuficiencia renal debido al ácido fosfórico que modifica el pH de la orina, además de otros padecimientos que se han asociado a la etapa crónica de esta enfermedad.

Alimentos enlatados

Al igual que los encurtidos, para conseguir que los alimentos logren conservarse en buen estado, les son añadidos ingredientes que favorecen y prolongan su vida útil, entre ellos, sodio que aumenta la duración de estas comidas y que, como ya te mencionamos, en niveles altos es una de las causas principales por las que se derivan enfermedades o fallas renales, así como otros padecimientos.

En estos casos, la recomendación es la misma: moderar el consumo y en medida de lo posible, sustituirlos por sus versiones naturales. Por su parte, American Kidney Fund concluye que, pese a que la sal es un mineral situado en casi cualquier comida, sí es posible ir disminuyendo su consumo y así evitar los cambios en el cuerpo que producen la hinchazón y elevan la presión arterial, que a su vez, podrían resultar en daño a los riñones al hacerlos trabajar más.

Botanas altas en sodio

En conclusión, cualquier alimento que exceda las cantidades de sal recomendadas por porción pueden causar a la larga molestias en los riñones, que muchas veces son identificadas como cálculos, un tipo de obstrucción en forma de piedras que se forman por el oxalato de calcio en exceso, indica la National Kidney Foundation. Por lo que en este listado de alimentos que es mejor evitar debido a que dañan los riñones, se encuentran también las botanas saladas como los cacahuates salados, japoneses o "churritos".

Estas son solo algunas recomendaciones para mantener la salud de tus riñones, que puedes complementar con una dieta equilibrada, consumo de agua y manteniendo un ritmo de vida activo.

Finalmente, te reiteramos que un desajuste en estos órganos detectado a tiempo puede ser tratado para evitar que desencadene un padecimiento de mayor gravedad, por lo que es importante que ante cualquier malestar o síntoma de alerta, acudas al médico, quien te explicará las razones y te dirá que debes hacer para cuidar de tus riñones.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.