Alicia Castro cuestionó a Felipe Solá por la posición sobre Venezuela

Brenda Struminger

La tensión en el Gobierno por el posicionamiento de la Argentina respecto de la crisis en Venezuela sumó un nuevo capítulo hoy cuando la exembajadora en Caracas durante el kirchnerismo, Alicia Castro, criticó al canciller Felipe Solá por calificar a la administración de Nicolás Maduro como "autoritaria".

El cuestionamiento se produce luego de que el Presidente saliera a negar un giro en contra del régimen de Maduro en la opinión oficial y ratificar que su administración reconoce su legitimidad.

Venezuela: un foco de tensiones en el oficialismo que está lejos de apagarse

En una entrevista periodística, el canciller se pronunció sobre la situación en Venezuela, al considerar que allí hay "cuasi un Estado de Derecho" con "gran facilidad para meter presos a presos políticos". "Es un gobierno autoritario, sin dudas", lanzó Solá, en diálogo con radio La Red. También calificó al de Maduro como "un gobierno de origen legítimo con una oposición dura, y una relación mutua casi bélica".

Horas después, Alicia Castro, exembajadora en el Reino Unido y en Venezuela durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, respectivamente, cargó contra Solá: "Después de las aclaraciones de Alberto Fernández, es llamativo que el Canciller siga machacando contra Venezuela", expresó la exfuncionaria a través de su cuenta de Twitter. "Sería oportuno que se exprese contra la proscripción y condena de Correa en Ecuador, el Gobierno de facto de Bolivia que posterga elecciones, la situación de Chile y de Brasil", agregó.

Así, la exfuncionaria de Cristina Kirchner se refirió a las aclaraciones que hizo el Presidente luego de que el representante del Gobierno ante la ONU, Federico Villegas, mostrara su preocupación respecto del nuevo informe de la Alta Comisionada de Derechos Humanos, Michelle Bachele, donde la expresidenta de Chiledenuncia torturas, falta de independencia judicial y violencia en Venezuela.

Al día siguiente, por el malestar interno que causó la postura exhibida por Villegas, Alberto Fernández debió salir a aclarar su posición sobre la situación de los derechos humanos en ese país. En un tenso diálogo con el periodista Víctor Hugo Morales durante una entrevista su programa de radio, el primer mandatario sostuvo que su administración "nunca" desconoció "la legitimidad del gobierno de Venezuela". "Juan Guaidó no fue reconocido por nosotros como lo hizo el gobierno anterior", dijo el jefe del Estado, en alusión al presidente encargado.

El Gobierno volvió a manifestar, de esa forma, su alejamiento del posicionamiento crítico que había adoptado la Argentina durante el gobierno de Mauricio Macri, alineado con los gobiernos de Donald Trump y Jair Bolsonaro, quienes, a diferencia de la administración de Cristina Kirchner, buscaron promover sanciones que forzaran su salida del poder.

Castro, afín a la vicepresidenta, fue postulada por el Gobierno para ocupar el cargo de embajadora de Rusia, y suceder a Ricardo Lagorio, nombrado por Mauricio Macri. En febrero, tras anunciar públicamente que había seleccionado a Castro para ese lugar estratégico, Alberto Fernández recibió a Castro en su despacho de la Casa Rosada y posaron juntos para una foto. Sin embargo, en los últimos meses, el pliego de su designación, que depende del Senado, está frenado, y por ahora no hay fecha cierta para que la diplomática se instale en Moscú.

Nuestro objetivo es crear una comunidad segura y respetuosa de cada uno de sus miembros. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad y mientras estamos trabajando en ello, hemos suspendido temporalmente los comentarios en artículos. Gracias por tu comprensión.