La Alianza opositora sudanesa acepta el proceso de diálogo propuesto por la ONU

·2  min de lectura

Jartum, 16 ene (EFE).- La alianza sudanesa de partidos políticos y organizaciones civiles Fuerzas de la Libertad y el Cambio, expulsada de los órganos de poder por los militares en un golpe de Estado en octubre pasado, aceptó hoy la iniciativa de diálogo propuesta por la ONU para "restablecer la transición democrática" en el país.

Esta plataforma opositora decidió "abordar positivamente la invitación del enviado del secretario general de las Naciones Unidas en Sudán, Volker Perthes, para consultar con la alianza y otros sectores del pueblo sudanés a fin de llegar al restablecimiento de la vía democrática", dijo en una rueda de prensa uno de sus líderes, Waydi Saleh.

Saleh, que habló tras una reunión de representantes de la alianza con la misión de la ONU en Sudán, afirmó que los objetivos del proceso lanzado por la ONU la semana pasada "son poner fin al estado golpista en Sudán y establecer nuevos arreglos constitucionales".

Igualmente, destacó "la necesidad de poner una fecha límite para todo el proceso político, según procedimientos claros que no permitan que se prolonguen ni pierdan el contenido".

La iniciativa de la ONU de llevar a cabo un proceso político entre sudaneses bajo sus auspicios para poner fin a la crisis en el proceso de transición generada por el golpe de Estado militar fue lanzada el pasado 8 de enero y había sido aceptada por los militares.

Las Fuerzas de la Libertad y el Cambio, que promueven manifestaciones continuas y la resistencia civil contra los golpistas desde la asonada, dijeron en un principio que estudiarían la propuesta, pero había dudas sobre si la aceptarían después de que uno de sus principales componentes, el sindicato Asociación de Profesionales, la rechazase.

Waydi Saleh indicó en la rueda de prensa que han propuesto a la misión de la ONU "ampliar la iniciativa para establecer un mecanismo internacional de alto nivel en el que las partes regionales e internacionales estén representadas" bajo la sombra de las Naciones Unidas.

En concreto propuso la presencia en ese mecanismo de la denominada "troika" sudanesa, compuesta por Estados Unidos, el Reino Unido y Noruega, así como de Naciones Unidas y una representación de países africanos y árabes.

Hasta el golpe de Estado militar del pasado 25 de octubre, los militares y las Fuerzas de la Libertad y el Cambio compartían las instituciones de poder del proceso de transición iniciado en 2019 tras la caída del dictador Omar al Bashir.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.