La alianza francesa de izquierdas comienza a mostrar sus primeras fisuras

·1  min de lectura

La Nueva Unión Popular, Ecológica y Social (Nupes) logró 133 de los 577 escaños de la Asamblea Nacional. Un éxito, menos ambicioso que el esperado, pero que contribuyó a que el presidente Emmanuel Macron perdiera la mayoría absoluta. Pero el bloque no es homogéneo, son cuatro partidos, que ya empiezan a mostrar desacuerdos, sobre todo en cuanto a la formación de un único grupo parlamentario propuesta por Jean-Luc Mélenchon.

El acta de nacimiento de Nupes prometía a cada miembro de la unión, la Francia Insumisa, el Partido Socialista, los Verdes y los comunistas, un grupo parlamentario propio que actuaría coordinadamente con los demás. Fue la base que hizo posible que las fuerzas de izquierda se presentaran unidas a las recientes elecciones legislativas.

Unión electoral que si bien no logró el objetivo de ganar los comicios y así forzar una cohabitación -como lo esperaba su principal dirigente Jean Luc Mélenchon­- le permitió conseguir 133 diputados. 75 para el partido de Mélenchon, que se situó en cabeza de esta alianza, pero muy por debajo de los 89 de la Agrupación Nacional, la extrema derecha de Marine Le Pen, que reivindica ser el primer partido de oposición.

Nupes ahora enfrenta el desafío de mantener la cohesión. Diferencias programáticas, agendas personales... son algunos de los obstáculos que se presentan en el camino. Además, si forman grupo único son incontestablemente el mayor grupo opositor, pero si no lo hacen, será la extrema derecha.

Grupo o inter grupo esa es la cuestión


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.