Alianza Federalista exige reunión con AMLO

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 3 (EL UNIVERSAL).- Los gobernadores de la Alianza Federalista aseguraron que dejaron atrás la politiquería y no buscan propósitos electorales, pero exigen dialogar con el presidente Andrés Manuel López Obrador antes de que se apruebe el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021 —a más tardar el 15 de noviembre— para que cada estado reciba lo que merece.

A través de un comunicado, los gobernadores opositores dijeron que agotar el diálogo democrático lastima el federalismo y urgieron a reunirse con el presidente antes de la aprobación del presupuesto para manifestarle de viva voz su propuesta.

"Que ningún estado reciba menos de lo que recibe actualmente. Agotar los plazos para entablar el diálogo democrático es una afrenta que lastima al federalismo", afirmaron los gobernadores.

En su posicionamiento, los gobernadores también llamaron a la Cámara de Diputados para que actúen con autonomía y democracia, hagan a un lado las líneas partidistas y favorezcan los intereses de sus representados: las y los mexicanos de todo el país.

"Necesitamos un Presupuesto Federal 2021 hecho a conciencia, que escuche a todas las voces y no sólo a una; con congruencia, respeto, responsabilidad y sobre todo visión de futuro y compromiso de unidad. Exigimos lo justo, no menos de lo que tenemos hoy", declararon los mandatarios.

Los gobernadores de Aguascalientes, Martín Orozco; de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez; de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme; de Jalisco, Enrique Alfaro; de Colima, Ignacio Peralta; de Michoacán, Silvano Aureoles; de Chihuahua, Javier Corral; de Nuevo León, Jaime Rodríguez; de Durango, José Rosas Aispuro; y de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, recordaron que hace unos días liderazgos sociales, productivos y políticos de los estados, así como representantes de los sectores rural, académico, educativo, cultural, deportivo y comisionados de los distintos órdenes de gobierno, se pronunciaron para que la administración federal atendiera su reclamo.

"Son voces que hasta el momento no han hallado eco y ni siquiera se han mencionado en el foro de la institución presidencial; al contrario, con un evidente maniqueísmo se ha dicho que la causa de la Alianza Federalista son los intereses de los mandatarios que la conforman, algo que es falso y que se desmiente con el llamado emanado de esta fuerza civil y social", afirmaron los gobernadores opositores.

Señalaron que las conferencias matutinas de López Obrador se han utilizado como tribuna mediática desde la cual se ha tergiversado su mensaje y se ha descalificado y estigmatizado continuamente su llamado a la unidad y a entablar un diálogo respetuoso y plural.

"En la Alianza Federalista nos hemos manifestado en busca de acuerdos políticos a través de la diplomacia institucional. Es hora de que recibamos un trato recíproco, porque nunca hemos faltado al respeto ni a la institución presidencial, ni a otros actores políticos".

Agregaron que también se ha hablado de la distribución de recursos con una notoria falta de contexto y sin ponderar las diferencias de los montos entre un periodo u otro: catastróficos recortes a los estados, cancelación de los mecanismos de compensación fiscal diseñados para paliar las distorsiones propias de una legislación ajena a las circunstancias de hoy, lo que se ha dejado de invertir en las entidades en beneficio de las mega obras del gobierno federal, los proyectos y programas municipales y estatales cancelados, etc.

Explicaron que se necesita hablar sobre las afectaciones directas para que los mexicanos tengan un panorama completo y real del problema.

"Respecto a la Ley de Coordinación Fiscal, el mismo Presidente de la República, cuando fungió como Jefe de Gobierno del otrora Distrito Federal, expuso lo anacrónico de un sistema de más de cuatro décadas que ya no representa las necesidades de la sociedad mexicana moderna. Los años no han pasado en vano sobre este precepto, al contrario, se han agravado con la crisis económica y de salud derivadas de la pandemia por Covid-19", afirmaron los gobernadores aliancistas.

Explicaron que si se ha declarado el final de las políticas neoliberales, esto también debe incluir el fin de una política fiscal que ha drenado recursos desde los estados y municipios hacia el gobierno central por generaciones.

"En la Alianza Federalista decidimos por unanimidad postergar el debate sobre la reformulación de la Ley de Coordinación Fiscal para atender por urgencia del reloj legislativo el tema del Presupuesto de Egresos 2021; sin embargo, ello no implica en absoluto descartar este importante asunto", acotaron.

Reiteraron su rechazo al trato injusto, la "apropiación desastrosa" de 109 fideicomisos y fondos públicos y la reducción de aportaciones a los estados por más de 181 mil millones de pesos.

"A lo largo de este martes, los gobernadores de la Alianza Federalista realizamos pronunciamientos respecto a todos estos temas por medio de nuestros espacios en redes sociales. Decidimos responder los señalamientos con hechos y datos duros, así como informar directamente a la ciudadanía, pues es cierto que merecen conocer los alcances y el impacto que tiene sobre su calidad de vida la puesta en marcha de políticas arbitrarias y saber cómo algunos de los programas y proyectos más importantes para nuestros estados se han visto truncados debido a una visión de presupuesto centralista", coincidieron los 10 mandatarios de diferentes extracciones políticas.