Aliado de Trump enfrenta cargos en NY: muro fronterizo

·2  min de lectura
ARCHIVO - El exestratega de la Casa Blanca Steve Bannon, sale de una corte federal en Washington, 22 de julio de 2022. Bannon, un aliado de larga data del expresidente Donald Trump, prevé que lo acusarán próximamente en un caso penal del estado de Nueva York. (AP Foto/Alex Brandon, File) (ASSOCIATED PRESS)

NUEVA YORK (AP) — Steve Bannon, un aliado de larga data del expresidente Donald Trump, prevé que lo acusarán próximamente en un caso penal del estado de Nueva York.

Bannon, de 68 años, prevé entregarse a la justicia el jueves, de acuerdo con una fuente familiarizada con el asunto y que habló bajo la condición de anonimato por tratarse de una investigación abierta.

El diario The Washington Post, sobre la base de fuentes que pidieron no ser identificadas, informó que el caso penal sería similar a una acusación federal frustrada anterior en la que se acusó a Bannon de estafar a donantes que entregaron fondos para financiar un muro en la frontera entre Estados Unidos y México.

Ese caso federal finalizó bruscamente con un indulto de Trump a Bannon.

La fiscalía de Nueva York se negó a hacer declaraciones el martes por la noche.

Bannon dijo en un comunicado que el fiscal Alvin Bragg “ha decidido ahora presentar cargos falsos en mi contra 60 días antes de la elección legislativa”. Acusó al fiscal demócrata de atacarlo debido a su popularidad y la de su programa radial entre los partidarios republicanos de Trump.

“La SDNY (corte del distrito sur de Nueva York) hizo exactamente lo mismo en agosto de 2020 para tratar de sacarme de la elección”, aseguró, en alusión a su arresto meses antes de la elección en la que Trump resultó derrotado.

Agentes federales retiraron a Bannon de un yate lujoso frente a la costa de Connecticut y lo arrestaron bajo el cargo de embolsarse más de 1 millón de dólares de donaciones para el muro.

“No funcionó entonces y, por cierto, no funcionará ahora”, dijo el antiguo estratega de la Casa Blanca. “Esto no es más que una utilización del sistema de justicia penal como arma política partidista”.