“Alguien de confianza”: vive en Corrientes con sus 8 hermanos y compartió en redes un aviso que cambió su vida

·3  min de lectura
Carlos Daniel Maciel tiene 18 años y se volvió viral en las redes sociales luego de un aviso que publicó
Carlos Daniel Maciel tiene 18 años y se volvió viral en las redes sociales luego de un aviso que publicó - Créditos: @Carlos Daniel Maciel

Esfuerzo, resiliencia y tenacidad son tres valores que un joven de Corrientes demostró tener. A través de las redes sociales, Carlos Daniel Maciel publicó un aviso de búsqueda de trabajo y apostó por la solidaridad de la gente. Las reacciones de los usuarios no tardaron en llegar y su historia de vida cobró gran protagonismo: con 18 años, y una familia compuesta por 8 hermanos y su mamá, creó su propio lavadero de autos con el objetivo de solventar los gastos para poder cursar sus estudios. Rápidamente, el posteo tuvo tal repercusión que lo dejó asombrado. “Es increíble”, expresó en declaraciones con LA NACION.

Decidió cobrarle alquiler a su hija de 18 años por vivir en su casa y abrió un debate: “Una enseñanza”

“Hola, estoy lavando a domicilio. Cobro $500 por auto, camioneta $700 y moto $350. Únicamente con manguera. Aviso: no tengo aspiradora y limpio como puedo. Por dentro lo dejo muy bien. Si deseas lavar tu auto con alguien de confianza, aquí estoy”, fue el escrito que Carlos compartió a través de un grupo de Facebook de su ciudad. ¿Su objetivo? Conseguir los recursos necesarios para trasladarse a Buenos Aires y convertirse en oficial de Prefectura.

Carlos Daniel Maciel compartió el anuncio en un grupo de Facebook
Carlos Daniel Maciel compartió el anuncio en un grupo de Facebook - Créditos: @Captura de Facebook Carlos Daniel Maciel

En ocasiones, las distancias que deben recorrer los estudiantes del interior del país hacia otras provincias implican un gasto importante. Si bien hay familias que efectivamente tienen la posibilidad de hacerlo, hay otras que viven una realidad diferente. En su caso, él decidió esforzarse por cuenta propia y puso toda su energía para conseguir lo que necesita: tiene que mudarse a 670 kilómetros de su ciudad natal, más precisamente a la Capital Federal, para entrar a la Escuela de Oficiales. “Fui hace un tiempo para hacerme los exámenes médicos y aún no me confirman si ingresé, pero usaría el dinero para cuando sea la hora de volver”, detalló.

A pesar de ser consciente de que los costos para cumplir con su meta son elevados, no baja los brazos e instaló su propio servicio de lavado de autos. “Ya tenía experiencia en el rubro desde el 2020 porque trabajé en uno para probar suerte, pero viví situaciones difíciles. Ahí fue cuando pensé que la mejor idea era manejarme solo”, recordó sobre sus primeras experiencias laborales, las que también incluyeron tareas de albañilería.

“Una forma de incluirlos”: tiene 20 años y creó una inteligencia artificial que traduce la lengua de señas

Como tenía claro que rendirse no era una opción, abrió su propio lavadero con un plus en su servicio: él va a los domicilios para que las personas no tengan que trasladarse, algo que define como una “ventaja”. Sin inconvenientes por tener que recorrer grandes distancias, reconoce que sus clientes son muy solidarios. “Si me pagan el viaje no hay problemas para acercarme y cumplir con mi trabajo”, remarcó.

Al hablar de la enorme repercusión que tuvo su aviso, dijo sentirse conmovido por la ayuda que recibió. “Me siento feliz por lo que hago, porque parte del dinero que recaudo se lo doy a gente necesitada. Con lo poco que gano soy feliz haciendo esto. Desde el 2016 intento ayudar a los demás”, reveló.

En su aviso, Carlos compartió algunas fotos de su trabajo
En su aviso, Carlos compartió algunas fotos de su trabajo - Créditos: @Carlos Roldán

Si su objetivo se posterga por algún motivo, Maciel planea estudiar otra carrera, pero en su provincia, donde además puede darle una mano a su familia. “Cuando tengo tiempo libre, ayudo a mi mamá con las tareas de la casa porque somos 9 hermanos”, sostuvo. De esta forma, dejó en claro que su expectativa está puesta en su crecimiento personal y profesional, sin dejarse rendir ante las circunstancias.

Controlaba los medidores de luz y se encontró con un cartel conmovedor que le cambió el día: “Quebré en llanto”

Afortunadamente, su pedido en redes tuvo un final feliz y, además de los pedidos de trabajo que recibió, los usuarios no dudaron en dejarle muestras de apoyo en su muro de Facebook. “Siempre se comienza de abajo para llegar a grandes éxitos, no le aflojes amigo”, apuntó un usuario. “Bien campeón, de eso se trata, éxitos, espero que consigas algo”, resaltó una mujer, mientras que otra resumió en una frase lo que seguramente le espere al joven: “Esa voluntad te va a llevar muy lejos”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.