Alfredo Adame cuenta que no fue un año "caótico" para él

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 28 (EL UNIVERSAL).- A sus 64 años, Alfredo Adame asegura que ya no tiene nada que aprender, y pese a que casi pierde la vista de un ojo tras ser golpeado, dice que fue un año en el que continuó triunfando.

"Para mí no ha sido (un año) caótico... sigo triunfando, como siempre, con muchos frentes abiertos y en todos ganando", comentó Adame a TVyNovelas.

El conductor comentó que lo único que aprendió de este 2022 es a ya no confiar en nadie: "hay mucha gente que le he echado la mano, y son mal agradecidos, empezando por mi mujer y mis hijos".

Sobre su economía Alfredo dijo que vive bien, aunque ya todo su patrimonio lo dejó a su hija Vanessa como herencia en vida.

"Ella es dueña de todo y nada más me da para mis chicles", comentó el también actor, quien dijo que para sus hijos no habrá nada por malagradecidos.

"Ya están fuera de mi vida y no tengo ninguna intención de arreglar nada con ellos, ni volverlos a ver".