Alex Lora y Gómez Borbolla ayudarán a músicos con subasta de silla

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 6 (EL UNIVERSAL).- Gerardo Gómez Borbolla y Alex Lora donarán una silla de colección en forma de la emblemática mano que está dibujada en la guitarra con la que Lora ha tocado todas las canciones de El Tri. Lo recaudado será entregado al Sindicato de Músicos para apoyarlos durante la crisis económica que enfrentan debido al confinamiento.

La subasta se llevará a cabo a través de la Fundación Hermes Music al terminar la pandemia. Se trata de una silla valuada en 250 mil pesos que fue hecha por Gómez Borbolla a base de fibra de vidrio, resinas que se utilizan para los autos de carreras y bañada en hojuelas de oro.

Lora fue el padrino de Borbolla al comenzar su reality "Garaje Customs", donde, como agradecimiento él y su equipo diseñaron sus micrófonos con imágenes representativas de la banda que lidera Alex y Chela Lora, como una Virgen de Guadalupe.

"Siempre me ha gustado el arte y como soy muy admirador de un artista que se llama Pedro Friedeberg, quien hace unas manos, de ahí empecé a inspirarme, y del bajo de Alex Lora, que tiene esta manita emblemática y hablé con él: 'oye por qué no me das la oportunidad de hacerte una mano especial, que sea tus silla del 50 aniversario de El Tri' y él quedó muy contento", contó Borbolla.

En total se crearon 13 sillas, para la elaboración de cada una tardaron más de dos meses; tres de ellas se las quedó el rockero para su estudio, casa y escenario, las demás serán subastadas o expuestas en distintas galerías de arte del mundo; una de ellas ya está en Londres y otras tres en Estados Unidos. Borbolla aseguró que las piezas que ha creado para el cantante serán expuestas en el museo de El Tri, que recientemente Lora anunció que prepara.

"Estoy seguro de ello (que serán parte de la colección), porque la verdad es que ahora los tienen en un lugar muy especial, sé que es algo importante para él y muy emblemático, entonces sí lo creo así porque finalmente es una obra de arte y única", afirmó.

El proyecto es importante para Borbolla, ya que él también fue cantante y ha convivido con muchos músicos a quienes les reconoce su labor.

"Ser músico es muy difícil, no cualquiera tiene ese don, tienes que ensayar diario y me consta porque el maestro Lora lo hace y Joan Sebastian, con quien también me tocó convivir, todos los días tenía una guitarra en la mano y todos los días cantan y tocan y componen; creo que la vida musical es lo que mueve al mundo y lo que nos genera sentimientos tristes y también de felicidad y hoy que lo están pasando muy mal algunos músicos que trabajan en restaurantes, bares, que viven al día, pues es un granito de arena que yo puedo aportar y la verdad me enriquece mucho como persona y como mexicano".