Alex Jones confiesa que dudó sobre si dirigirse al Capitolio el 6 de enero cuando vio el tamaño de la multitud

·3  min de lectura

El conspiranoico Alex Jones les contó a sus oyentes sobre el interrogatorio “tenaz” del comité del 6 de enero de la Cámara de Representantes, ante el cual compareció el lunes.

El locutor pro-Trump de Infowars relató que se apegó a sus derechos de la Quinta Enmienda casi 100 veces durante su entrevista. Argumentó que lo hizo para seguir el consejo de sus abogados.

La revista Politico reporta que entre las cosas que le preguntó el comité estuvieron sus movimientos del 6 de enero de 2021, cuando una multitud pro-Trump atacó el Capitolio de los EE.UU., así como sus comunicaciones con la recaudadora de fondos Caroline Wren, quien fungía como enlace con la Casa Blanca para la logística relacionada con el mitin del expresidente Donald Trump en el Ellipse en Washington D. C.

Al detallar sus movimientos de ese día, Jones dijo que no se dirigiría al Capitolio, pero Wren se acercó con agentes del Servicio Secreto y abrieron una puerta para permitirle pasar y tratar de dirigir a la multitud que estaba en Pennsylvania Avenue, bajo la impresión de que el entonces presidente volvería a ir allí para hablar.

Jones dijo que tuvo dudas sobre si unirse a la multitud que se dirigía hacia el Capitolio cuando vio el tamaño poco manejable de la turba que se había formado mientras Trump hablaba en el Ellipse.

“Sabes, tal vez simplemente no haga esto”, aseveró que pensó para sí mismo.

Luego, Jones reprodujo imágenes de video que lo mostraban alentando a la gente a marchar hacia el Capitolio, pero repetidamente le dijo a la multitud a través de un megáfono que fueran pacíficos y “ocuparan DC”, mientras dirigía cantos de “¡EE.UU.!”. Les pide específicamente a los que lo alcanzan a escuchar que no se enfrenten a la policía.

El comité también le preguntó sobre sus contactos con los grupos de extrema derecha Proud Boys y Oath Keepers, y si había utilizado a miembros de esos grupos como personal de seguridad, relató Jones.

Les dijo a los oyentes que una vez comió en un Hooters en Atlanta con algunos miembros de Proud Boys después de un mitin pro-Trump, pero el 6 de enero contrató a una empresa de seguridad privada con sede en Austin. Se le proporcionó un equipo de seguridad de expolicías de Maryland y D. C.

Alex Jones (REUTERS)
Alex Jones (REUTERS)

Jones dijo que no consideraba a ninguno de los grupos como una amenaza paramilitar, sino que los veía como “LARPing” [un juego de roles] y comparó lo que ellos hacen con “jugar a ser soldados” en su patio trasero.

“Si la acusación es cierta, que ellos pensaron que podían fomentar, iniciar y detonar una rebelión… eso no es algo que yo supiera ni algo que apoye o algo que quiera”, agregó Jones.

También les dijo a los oyentes que el comité dijo que escuchan su programa con regularidad. Jones añadió que había negado estar al tanto de la sugerencia específica del presentador sustituto Matthew Bracken de que el Capitolio fuera atacado en un episodio del 31 de diciembre de 2020.

Jones dijo que estaba al tanto de que su coanfitrión, Owen Shroyer, había sido acusado de alentar a la multitud en un área restringida de los terrenos del Capitolio y que ahora enfrentaba un proceso judicial.

Describió los cargos como un “montón de cosas que no hizo”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.