Alertan daño por gel antibacterial adulterado con metanol

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 22 (EL UNIVERSAL).- Después que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en Estados Unidos (EU) prohibiera la importación de geles antibacteriales provenientes de México por considerarlos "potencialmente peligrosos", expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) expresaron que frente a la alta demanda del producto, estas soluciones son adulteradas, el alcohol con el que deben ser elaboradas es sustituido por metanol, sustancia altamente tóxica para la salud.

De acuerdo con Carlos Rius Alonso, de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM, este fenómeno se desató desde los inicios de la pandemia del Covid-19, en el que los productos de protección personal se convirtieron en los más solicitados del mercado. De esta forma, el objetivo principal de varias comercializadoras informales ha sido incrementar sus ganancias.

El especialista declaró que en un estudio, publicado en marzo del 2020, se analizó una serie de geles antibacteriales de origen nacional, los cuales presentaron inconsistencias en su composición, ya que en vez de utilizar un 70% de etanol -el ingrediente principal de este producto- este fue reemplazado por una formula en la que se diluyeron agua y metanol, un derivado del alcohol.

¿Por qué sí etanol y metanol no?

Para entender la diferencia entre cada una de estas soluciones, el académico del Departamento de Química Orgánica explicó que un buen gel antibacterial funciona con etanol, o también conocido como alcohol etílico, pues por sus propiedades tiene la capacidad de disolver las grasas. A esta fórmula se le agrega glicerina para evitar la resequedad en la piel y humectar las manos.

En el caso de los geles antibacteriales adulterados, el académico refirió que el alcohol, muchas veces, es rebajado con agua, ya que de esta manera no se nota la alteración de sustancias. Otros de los sustitutos es el metanol, otro tipo de alcohol más económico. Sin embargo, este compuesto no logra emulsificar - lo que quiere decir que no alcanza a mezclar las sustancias que activan al gel antibacterial- y por ende, a combatir la envoltura de los virus de la manera correcta.

En este contexto, el experto en modelación molecular expuso que el metanol puede ser tóxico para el cuerpo humano debido a la forma como se metaboliza: "Para eliminarlo el hígado lo convierte por una oxidación, primero en formaldehído y, posteriormente, es oxidado a ácido fórmico, éste provoca una fuerte inflamación, además de destruir la mielina, sustancia protectora de las terminales nerviosas del cuerpo, produciendo ´cortos´ en el sistema nervioso".

El catedrático de la máxima casa de estudios mencionó que los nervios ópticos son unos de los primeros en sufrir deterioro, luego del consumo de metanol, provocando que la persona padezca de visión borrosa. Otras de las manifestaciones más comunes son las náuseas y el vómito, como respuesta de la irritación en el tracto gastrointestinal que produce.

"Si una persona se envenena por esta sustancia se debe actuar rápido y suministrar antídotos para evitar una consecuencia fatal", alertó.

Ruis Alonso agregó que el uso de este compuesto para la fabricación de gel antibacterial también es dañino para la piel, a través de la que es absorbido, por lo que consideró que su constante uso puede acumular y causar problemas.

Agua y jabón la mejor opción frente al virus

Sin embargo, manifestó que el gel antibacterial de etanol también resulta contraproducente para nuestra salud, pues pese a que durante su fabricación la utilización de carboximetilcelulosa desactiva su capacidad inflamable, su uso en exceso provoca una masa espesa de la solución "y se convierte en una especie de atrayente del virus, por lo tanto se sugiere usarlos lo menos posible y mejor lavarse las manos con agua y jabón", puntualizó el investigador de la FQ.

"Lavarse las manos con agua y jabón ha sido fundamental durante la pandemia, debido a que se emulsifica por completo la capa envolvente del virus, la cual es una cubierta de fosfolípidos semejantes a una grasa. Sin embargo, no siempre se cuenta con el vital líquido, de ahí que los geles antibacteriales se han vuelto aliados en contra del coronavirus", ahondó.

Para evitar riesgos frente al Covid-19, Carlos Rius sugirió a la población no comprar geles de marcas dudosas, así como abstenerse de visitar lugares concurridos; tener cuidado con los objetos que se usan en las actividades cotidianas y desinfectarse las manos antes y después de tocarlos, además de utilizar agua y jabón constantemente para higienizarlas.