Alerta de Violencia de Género fracasó en Oaxaca: GES Mujer

·3  min de lectura

OAXACA, Oax., agosto 30 (EL UNIVERSAL).- A cuatro años de que la Secretaría de Gobernación (Segob) emitió la declaratoria de Alerta por Violencia de Género (AVG) en 40 municipios de Oaxaca, el Grupo de Estudios sobre la Mujer Rosario Castellanos (GES Mujer) sostiene que la medida ha fracasado, pues 461 mujeres han sido asesinadas en ese periodo.

Las regiones identificadas como las más violentas para la mujer son el Istmo de Tehuantepec, la Costa y los Valles Centrales, de las cuales el Istmo se ha mantenido a lo largo de todo el sexenio que finaliza como la más violenta para las niñas y mujeres, pues sólo en el 2022 acumula 29% de las víctimas de la violencia feminicida, precisa GES Mujer.

En Oaxaca, además, en el periodo señalado desde que se declaró la AVG, al menos 72 niñas y adolescentes han sido asesinadas de manera violenta.

De acuerdo al Monitoreo de GES Mujer, el feminicidio infantil ha tenido un incremento durante el 2022, representando 15% de la totalidad de casos, de los cuales 9% correspondió a niñas de 0 a 12 años, y el 6% a adolescentes menores de 18 años.

"Las mujeres enfrentan diferentes tipos de violencia basada en su género, ésta se puede expresar a través de las violencias física, emocional, económica, psicológica, sexual y digital, por ello se hace urgente contar con mecanismos orientados a prevenir y atender las violencias en los ámbitos privado y público, pues la carencia de prevención y atención incrementa el riesgo de ser víctimas de la violencia feminicida", señala Angélica Ayala, presidenta de la organización.

A nivel estatal 676 niñas y mujeres han sido víctimas de asesinatos violentos, de los cuales 461 han ocurrido después de la declaratoria de Alerta por Violencia de Género (AVG).

Ante ello, la activista reitera recomendaciones urgentes ante la violencia contra las mujeres como realizar un mapeo de los delitos cometidos en contra de las mujeres, particularmente feminicidios, homicidios culposos, violencia sexual, desapariciones de niñas y mujeres y sus tentativas, pues con estos datos se evalúa el nivel de gravedad de violencia de género existente.

Asimismo, contar con un análisis del contexto de violencia comunitaria, de delincuencia organizada, violencia social, así como la presencia de militares en las regiones, ha colocado la proliferación descontrolada de armas de fuego en el estado, la cual ha generado que año con año se incremente el asesinato violento de niñas y mujeres con éstas armas, llegando al 2022 a representar un 78%.

"En la región del Istmo, el reciente e indignante caso de Abigail en Salina Cruz, es un claro ejemplo de las alarmantes limitaciones que tienen las autoridades para comprender la violencia de género a nivel municipal y que bien puede reflejar lo que sucede con los Consejos Municipales en el estado", señala Ayala Ortiz.

Lamentablemente, dice, la falta de capacitación de las corporaciones policiacas, es uno de los factores por los cuales las mujeres que viven violencia no son atendidas ni protegidos sus derechos, no tienen una perspectiva de género que les permita hacer intervenciones eficientes, agrega.

Además la carencia de albergues y refugios, otra recomendación de la AVG, deja a las mujeres en situación de violencia, desprotegidas ante una violencia machista de su pareja, la cual también atraviesa a los sistemas de prevención, atención y sanción a la violencia de género.

Otro elemento que contribuye a entender los indignantes datos de violencia de género y violencia feminicida, son los altos niveles de impunidad que provocan en las mujeres desconfianza en su propio sistema de justicia y en los agresores la certeza de que no serán sancionados, finaliza.