Un volcán ruso ha despertado y alertan que podría ser catastrófico: "Recuerden lo que pasó con Pompeya"

Un monstruo natural se ha despertado. Bolshaya Udina, en la península de Kamchatka, durante décadas fue considerado extinto. Sin embargo, en los últimos años comenzó a dar señales de vida y los investigadores temen una posible erupción que afectaría a todo el planeta.

Bolshaya Udina visto desde el volcán Tolbachik, Kamchatka. Crédito: Creative Commons Attribution 2.0 Generic / Autor: kuhnmi

Desde finales de 2017 los geofísicos llevan registrando una frecuente actividad sísmica debajo de la montaña, explica una investigación publicada en el Journal of Volcanology and Geothermal Research.

En febrero pasado se registró un sismo de magnitud 4,3, el más fuerte desde que en 1961 comenzara el monitoreo en la zona, lo que llevó a que un equipo de investigadores de Rusia, Arabia Saudita y Egipto estudiaran el volcán en profundidad durante mayo y junio del año pasado.

El registro de unos 559 movimientos en el área alrededor de Udina y la sospecha de la producción de magma (líquido que se forma bajo tierra y que al llegar a la superficie se convierte en lava) justificaron el cambio del estado actual de este volcán de "extinto" a "activo".

Los resultados también implican que el volcán siga siendo vigilado desde cerca, sobre todo teniendo en cuenta que, según las estadísticas, alrededor del 60% de los volcanes del mundo que empiezan a mostrar este tipo de actividad entran en erupción.

"Cuando un volcán permanece en silencio durante mucho tiempo, su primera erupción puede ser catastrófica", advirtió Iván Kulakov, autor principal del estudio.

Según el investigador, si el volcán entrara en erupción, la ceniza lanzada afectaría no solo a las poblaciones cercanas, sino también a ciudades de "todo el planeta".

"Recuerden lo que pasó con Pompeya", agregó refiriéndose a la antigua ciudad romana que desapareció del mapa en el año 79 A.C. tras la erupción del monte Vesubio, luego de haber permanecido inactivo durante miles de años.

Kulakov también recalcó el estallido del volcán Huaynaputina, en Perú, en 1,600, y cómo el hecho provocó un descenso de las temperaturas en Europa y una hambruna en Rusia.

Datos curiosos

  • Bolshaya Udina (Gran Udina en español) es parte de un macizo volcánico que también incluye al Malaya Udina (Udina Menor).

  • Está ubicado en el centro del grupo del volcán Klyuchevskaya en la península rusa de Kamchatka, un sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

  • Tiene aproximadamente 3,000 metros de altura y, hasta 2017, se consideró extinto, lo que significaba que no había entrado en erupción en mucho tiempo y que era poco probable que vuelva a hacerlo.