Joshua noquea a Klitscko y retiene título de los pesados

Por TIM DAHLBERG
1 / 2
El británico Anthony Joshua, se dirige a su esquina luego de derribar al ucraniano Wladimir Klitschko, durante el combate realizado el sábado 29 de abril de 2017, en el estadio de Wembley, en Londres (AP Foto/Matt Dunham)

LONDRES (AP) — Anthony Joshua se sobrepuso a la primera caída en su corta carrera y noqueó el sábado a Wladimir Klitschko en el undécimo asalto de la pelea más esperada de las últimas décadas en la categoría de los pesados, para retener su título y conquistar otro más.

Pero más allá de los cetros, el británico consiguió mostrar que puede ser el próximo astro del boxeo.

Ante el delirio de 90.000 espectadores en el estadio de Wembley, Joshua derribó dos veces a Klitschko. Ambos intercambiaron tremendos golpes y mostraron resistencia hasta que Joshua encontró la manera de doblegar a un veterano que se había coronado tres veces anteriores en la categoría.

El combate lucía para cualquiera al comienzo del undécimo episodio, cuando Joshua asestó un uppercut de derecha que estremeció la cabeza del ucraniano. El monarca lanzó después una andanada sobre Klitschko, quien se derrumbó con un gancho de izquierda.

Klitschko alcanzó a levantarse, sólo para recibir más castigo. Cayó otra vez, y soportaba una serie de golpes a la cabeza, acorralado contra las sogas, cuando el réferi David Fields intervino para detener las hostilidades, a los 2:25 minutos del round.

“Cuando tienes a alguien contra las cuerdas, puedes averiguar quién es”, dijo Joshua. “En este pequeño ring no hay dónde esonderse”.

Joshua defendió su cetro de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y conquistó los cinturones vacantes de la Asociación Mundial y la Organización Internacional (AMB y OIB). Logró su 19na victoria en el mismo número de peleas, tras un pleito que cumplió con las altas expectativas que había generado.

Cuando llegó el nocaut, Joshua tenía ventaja de 96-93 y de 95-93 en dos de las tarjetas. Klitschko estaba arriba por 95-93 en la tercera. La anotación de The Associated Press daba 94-94.

El quinto asalto resultó memorable. Klitschko cayó y Joshua levantó los brazos, presintiendo la victoria. Pero terminó llevándose severo castigo una vez que el ucraniano se incorporó.

Fue el local quien visitó la lona en el episodio siguiente, mientras la multitud guardaba silencio y temía lo peor. De algún modo, logró incorporarse y mantuvo a raya a su contrincante antes de montar el contraataque del undécimo round que definió el pleito de manera espectacular.

“Si no participas, vas a fracasar”, comentó Joshua. “Simplemente hay que arriesgarse, aun sin saber el resultado”.

Klitschko, quien reinó en la división durante una década, tuvo a dos rivales esta vez: Joshua y el padre tiempo. A sus 41 años, pareció superado durante los primeros tramos de la pelea, pero encontró su mejor boxeo tras la caída del quinto capítulo.

“Estoy muy triste por no haberlo logrado esta noche”, indicó. “Tenía planeado conseguirlo, pero no funcionó. Todo mi respeto para Anthony”-

Sólo el uppercut de Joshua pudo darle rumbo a un combate que lucía apretado.

“Como dije, no soy perfecto, pero lo intento”, comentó el campeón olímpico de 2012.