Funcionario: Rusia supo de ataque químico en Siria

Por ROBERT BURNS y LOLITA C. BALDOR

WASHINGTON (AP) — Estados Unidos llegó a la conclusión de que Rusia supo de antemano del ataque con armas químicas perpetrado en Siria la semana pasada, dijo el lunes un alto funcionario estadounidense.

El funcionario dijo que un dron operado por Rusia sobrevoló un hospital en Siria, adonde las víctimas del ataque fueron llevadas para ser atendidas.

Horas después, un avión de combate de fabricación rusa bombardeó el hospital. Funcionarios estadounidenses creen que así trataban de encubrir el uso de armas químicas.

El funcionario dijo que la presencia del dron no pudo ser coincidencia, y que Rusia debió saber que se preparaba un ataque con armas químicas y que las víctimas buscarían atención médica.

El funcionario, quien no estaba autorizado para hablar públicamente sobre temas de inteligencia y solicitó conservar el anonimato, no dijo exactamente a qué hora el dron sobrevoló la pequeña ciudad de Khan Sheikhtoun, en el norte de Siria, donde murieron más de 80 personas. Tampoco dio detalles de la información militar y de inteligencia que sustenta las que dicen son las conclusiones a las que ha llegado el Pentágono.

La acusación es grave, aun para los estándares de las actuales pésimas relaciones entre Rusia y Estados Unidos.

Aunque Rusia ha apoyado firmemente al gobierno del presidente sirio Bashar Assad, y han coordinado ataques militares conjuntos, Washington nunca antes había acusado a Moscú de complicidad en ningún ataque con substancias químicas contra civiles inocentes, incluyendo niños. Los otrora enemigos de la Guerra Fría incluso trabajaron juntos en el 2013 para retirar y destruir más de 1.300 toneladas de armas químicas y agentes neurotóxicos de Siria.

Hasta el lunes, funcionarios estadounidenses habían dicho que no estaban seguros de si Rusia o Siria operaron el dron. El funcionario dijo que Estados Unidos ahora está convencido de que Rusia controló el dron. El funcionario dijo que todavía no está claro quien volaba el jet que bombardeó el hospital, porque los sirios también operan aviones manufacturados por Rusia.

Funcionarios estadounidenses han dicho antes que los rusos trabajan todo el tiempo con sirios en la base aérea de Shayrat, el lugar desde donde supuestamente se lanzó el ataque. Funcionarios estadounidenses dicen que las armas químicas estaban almacenadas allí.

Esos elementos, dijo el alto funcionario, apoyan la conclusión de que Rusia fue cómplice del ataque.