Alerta en Mendoza: hallan la variante de Manaos en personal de la salud y evalúan más restricciones

Pablo Mannino
·3  min de lectura
La ministra de Salud de Mendoza, Ana María Nadal, junto al gobernador, Rodolfo Suárez
La ministra de Salud de Mendoza, Ana María Nadal, junto al gobernador, Rodolfo Suárez

MENDOZA.- Esta provincia del oeste argentino está en alerta luego de conocerse la presencia de la cepa de Manaos P1, una variante de coronavirus originada en Brasil y que preocupa en todo el mundo por su alto grado de contagio. Al mismo tiempo, se registran récords de infecciones de Covid-19, con una tasa de positividad por encima del 30%, lo que pone al sistema sanitario al borde del colapso.

De acuerdo con un informe del Ministerio de Salud local, luego de realizar los estudios pertinentes en el Instituto Malbrán de Buenos Aires, se determinó que dos profesionales de la salud contrajeron esta mutación del patógeno, lo que encendió las alarmas en territorio cuyano.

Segunda ola: cuándo será el pico, según la Nación, la Provincia y la Ciudad

Así lo confirmó en las últimas horas la titular de la cartera sanitaria provincial, Ana María Nadal, quien solicitó a la población extremar los cuidados y evitar salir de casa. De todos modos, la funcionaria aclaró que por el momento no hay circulación comunitaria de esta variante aunque indicó que se evalúan nuevas restricciones, que podrían enfocarse en las reuniones sociales.

En paralelo a estudiar restricciones, la provincia de Mendoza avanza con la campaña de vacunación
Marcelo Aguilar


En paralelo a estudiar restricciones, la provincia de Mendoza avanza con la campaña de vacunación (Marcelo Aguilar/)

“Veremos cómo avanza la existencia de esta cepa en la provincia. Dos casos no significan que haya transmisión comunitaria de Manaos. Los mendocinos nos tenemos que cuidar muchísimo porque esta variante tiene mayor tasa de contagiosidad. Por favor, evitemos la circulación”, expresó la funcionaria, quien confirmó que la variante la detectaron en dos trabajadores del sector sanitario “no médicos”, que mantienen contacto entre sí y que no viajaron al exterior en las últimas semanas. Por este motivo, se desconoce cuál es el caso índice, lo que preocupa aún más a las autoridades.

Ya se han enviado al instituto porteño más de 30 muestras como parte de la vigilancia epidemiológica que realiza Mendoza, que consiste en analizar el comportamiento del virus en aquellas personas que cursaron la enfermedad, completaron el esquema de vacunación y volvieron a infectarse. Al mismo tiempo, se hace un estudio sobre aquellos ciudadanos que regresaron de otros países.

Sobre las posibles nuevas medidas que tome la gobernación, se informó que “todo está bajo estudio” y que hay posibilidades de suspender los encuentros sociales, sobre todo los fines de semana, al igual que se evalúa volver a la circulación por el número de DNI. Aquí, desde hace dos semanas rige la prohibición de movimiento nocturno, entre las 0.30 y las 5.30, al tiempo que se permiten las reuniones de hasta 10 personas.

Coronavirus: Cómo se vive en el único municipio en fase 5 de Buenos Aires

De acuerdo con la visión de los expertos, la cepa de Manaos ataca con gran virulencia a una franja etaria más numerosa, lo que incide también en poblaciones más jóvenes. La variante es también denominada 501Y.V3 (linaje P.1, derivado del linaje B.1.1.28) o VOC 202101/02. Esta mutación del virus original SARS-CoV-2 se detectó por primera vez el 4 de diciembre del 2020 en Brasil. Hoy, se encuentra en una treintena de países y son cada vez más las ciudades y provincias argentinas donde se registra su transmisión.

Desde la cartera sanitaria mendocina insisten en que esta variante tiene una tasa de mayor contagio. “Es fundamental mantener la distancia social de dos metros, higienizarse con frecuencia las manos, realizar ventilación cruzada de los ambientes y usar correctamente el tapabocas”, destacaron desde el Ministerio de Salud provincial.