Alerta en la Estación Espacial Internacional: los astronautas tuvieron que refugiarse por las pruebas con misiles rusos

·5  min de lectura
La ISS con el transbordador Endeavour en una de sus plataformas y al fondo el horizonte de la Tierra
Roland Miller y Paolo Nespoli/NASA/ASI

WASHINGTON.- Una prueba de misiles espaciales que realizó Rusia el lunes detonó un satélite en un acto “peligro e irresponsable” que generó un campo de escombros en la órbita terrestre baja, obligando a siete miembros de la estación espacial a refugiarse durante dos horas, dijeron funcionarios estadounidenses.

Estados Unidos acusó ayer a Moscú de haber creado una nube de escombros que no solo representará un peligro para las actividades espaciales durante años, sino que significó un riesgo para la tripulación de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

Cuatro astronautas estadounidenses, un astronauta alemán y dos cosmonautas rusos, tuvieron que guardar refugio en sus cápsulas de nave espacial acopladas durante dos horas después de la prueba como precaución para asegurarse una escapada rápida de ser necesario, dijo la NASA.

La Estación Espacial Internacional. La Casa Blanca ha denunciado el martes el "total desprecio" que ha demostrado Rusia en las últimas horas por la seguridad espacial, después de que llevara a cabo la destrucción de uno de sus satélites provocando una lluvia de basura espacial que seguirá siendo una "amenaza" para las actividades en el cosmos "durante años".
La Estación Espacial Internacional. La Casa Blanca ha denunciado el martes el "total desprecio" que ha demostrado Rusia en las últimas horas por la seguridad espacial, después de que llevara a cabo la destrucción de uno de sus satélites provocando una lluvia de basura espacial que seguirá siendo una "amenaza" para las actividades en el cosmos "durante años".


La Estación Espacial Internacional. La Casa Blanca ha denunciado el martes el "total desprecio" que ha demostrado Rusia en las últimas horas por la seguridad espacial, después de que llevara a cabo la destrucción de uno de sus satélites provocando una lluvia de basura espacial que seguirá siendo una "amenaza" para las actividades en el cosmos "durante años".

El laboratorio de investigación, que orbita a unas 250 millas (402 km) sobre la Tierra, continuó pasando a través o cerca del cúmulo de escombros cada 90 minutos, pero los especialistas de la NASA determinaron que era seguro para la tripulación regresar al interior de la estación después del tercer paso, señaló la agencia.

Los astronautas también recibieron la orden de sellar las escotillas de varios módulos de la ISS momentáneamente, aseguró.

“La NASA continuará monitoreando los escombros en los próximos días para garantizar la seguridad de nuestra tripulación en órbita”, dijo el jefe de la NASA, Bill Nelson, en un comunicado.

Y agregó a través de su cuenta de Twitter, tras comunicarse con la agencia espacial rusa Roscosmos: “Es fundamental que garanticemos la seguridad de nuestra gente y activos en el espacio, ahora y en el futuro”.

Los expertos indican que las pruebas de misiles que rompen satélites en órbita representan un peligro espacial al crear nubes de fragmentos que pueden chocar con otros objetos, provocando una reacción en cadena de proyectiles a través de la órbita terrestre.

El argumento de Rusia

En tanto, Rusia restó importancia al incidente.

La agencia espacial rusa Roscosmos publicó en su cuenta de Twitter: “La órbita del objeto, que obligó a la tripulación hoy a moverse hacia la nave espacial de acuerdo con los procedimientos estándar, se ha alejado de la órbita de la ISS. La estación está en zona verde”.

Además, señaló que su “sistema automatizado de alerta de situaciones peligrosas” seguía “vigilando la situación para prevenir y contrarrestar todas las posibles amenazas a la seguridad de la Estación Espacial Internacional y su tripulación”.

 En esta foto de archivo del 24 de abril de 2021 facilitada por la NASA, la cápsula Crew Dragon de SpaceX se acerca a la Estación Espacial Internacional para su acoplamiento. La chatarra espacial amenazó a los siete astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional y los obligó a buscar refugio en sus cápsulas acopladas
En esta foto de archivo del 24 de abril de 2021 facilitada por la NASA, la cápsula Crew Dragon de SpaceX se acerca a la Estación Espacial Internacional para su acoplamiento. La chatarra espacial amenazó a los siete astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional y los obligó a buscar refugio en sus cápsulas acopladas


En esta foto de archivo del 24 de abril de 2021 facilitada por la NASA, la cápsula Crew Dragon de SpaceX se acerca a la Estación Espacial Internacional para su acoplamiento. La chatarra espacial amenazó a los siete astronautas a bordo de la Estación Espacial Internacional y los obligó a buscar refugio en sus cápsulas acopladas

Para nosotros, la principal prioridad ha sido y sigue siendo garantizar la seguridad incondicional de la tripulación”, dijo Roscosmos en un comunicado.

Por su parte, el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, declaró posteriormente que se utilizó un sistema “prometedor” que dio en el blanco con “precisión”.

“Los fragmentos que se formaron no suponen ninguna amenaza para la actividad espacial”, añadió, citado por las agencias de noticias rusas.

“Desestabilizador”

El incidente reavivó los temores de ver al espacio transformado en un campo de batalla entre las grandes potencias, ávidas de experimentar nuevas tecnologías militares.

Bill Nelson tildó el hecho de “irresponsable y desestabilizador” y aseguró que estaba “indignado” con Rusia.

Hasta ahora, Moscú había alzado la voz contra cualquier intento de militarizar el espacio, donde solo Estados Unidos, China e India habían efectuado pruebas de misiles contra satélites.

Sin embargo, el experto militar ruso Pavel Felgenhauer dijo que el Kremlin nunca había escondido que disponía de sistemas capaces de llegar al espacio desde la Tierra.

Entre ellos figuran los sistemas de defensa S-500 y S-550, capaces según el ejército de reducir a escombros satélites, apunta.

Rusia siempre ha dicho que estaba en contra del despliegue de armas en el espacio, pero no que estuviera contra el uso de armas en el espacio”, precisa el experto del diario Novaya Gazeta, señalando que no existe una prohibición “formal” de este tipo de armamento en el derecho internacional.

Las armas anti satélite (ASAT) son misiles de alta tecnología que sólo poseen unos pocos países.

India fue la última en realizar una prueba contra un objetivo en 2019, un incidente criticado por Estados Unidos y otros países.

Estados Unidos derribó un satélite en 2008 en respuesta a un derribo similar en 2007 por parte de China.

A pesar de la tensión, Estados Unidos y Rusia han mantenido fuertes lazos espaciales desde el final de la Guerra Fría, cooperando estrechamente en la ISS, que construyeron juntos.

Agencia Reuters y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.