Alerta de los científicos: “Bolsonaro provocó una crisis épica de salud pública”

·3  min de lectura
Entierros en el cementerio de Vila Formosa, en San Pablo
MIGUEL SCHINCARIOL

NUEVA YORK.- La revista Nature, una de las publicaciones científicas más prestigiosas del mundo, reportó en un artículo publicado hoy el drama de los investigadores en Brasil ante la “fase más oscura de la pandemia”, una situación de la que hacen responsable al “gobierno anticientífico” de Jair Bolsonaro por no haber escuchado las directrices de los expertos.

El total de muertes por coronavirus en Brasil, con una población de 211 millones, supera las 395.000 personas, lo que representa el 13% de las muertes por la enfermedad en el mundo a pesar de tener menos del 3% de la población mundial, indica la publicación.

Viajes internacionales: ¿A qué destinos podrán ir los que ya están vacunados?

La “crisis épica de salud pública” se debe en parte a que Bolsonaro, quien se ha mostrado varias veces sin mascarilla, difundió “información errónea” desde el comienzo de la pandemia y fue un gran negador de la letalidad del virus, calificándolo de una “pequeña gripe”. “A fines del año pasado, también dio a entender que las vacunas Covid-19 podrían ser peligrosas y dijo: “Si te conviertes en cocodrilo, es tu problema””, sentenció el artículo.

“Bolsonaro, una figura polarizada que ha sido comparada con el expresidente norteamericano Donald Trump, ha contradicho la opinión científica desde el comienzo de la pandemia”, advirtió la revista, y agregó que después de asumir su cargo en 2019 hizo recortes en los fondos de las universidades brasilera y en los ministerios de Ciencia y Educación. También desacreditó al Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil al decir que falsificaba datos satelitales de la deforestación en el Amazonas.

Esta foto de archivo tomada el 21 de noviembre de 2020 muestra una vista aérea del cementerio reservado para las víctimas de la pandemia Covid-19 en el cementerio Nossa Senhora Aparecida en Manaus, en la selva amazónica de Brasil
Esta foto de archivo tomada el 21 de noviembre de 2020 muestra una vista aérea del cementerio reservado para las víctimas de la pandemia Covid-19 en el cementerio Nossa Senhora Aparecida en Manaus, en la selva amazónica de Brasil


Esta foto de archivo tomada el 21 de noviembre de 2020 muestra una vista aérea del cementerio reservado para las víctimas de la pandemia Covid-19 en el cementerio Nossa Senhora Aparecida en Manaus, en la selva amazónica de Brasil

“Es muy difícil implementar medidas preventivas cuando la información errónea proviene directamente del gobierno federal”, comentó a la revista Natalia Pasternak, microbióloga y presidenta del Instituto de Cuestiones de la Ciencia en San Pablo. “No creo que ninguno de nosotros hubiese podido prever que serían tan malo” el manejo de la crisis, que aseguró fue “un shock”.

Jesem Orellana, epidemiólogo del centro de la Fundación Oswaldo Cruz en Manaos dijo a la revista que “la mitad de nuestras muertes se pudieron prevenir. Es un desastre total”. El peor error del gobierno, según el experto, fue ignorar las estrategias probadas de contención de pandemias.

Muere Michael Collins, el astronauta del Apollo 11 que no llegó a pisar la Luna

“La inacción del gobierno ha permitido que se produzca la propagación”, indicó la revista y agregó el detonante de la variante P.1 que surgió en Manaos, una ciudad del Amazonas, en noviembre 2020.

El virólogo Mauricio Nogueira aseguró que los investigadores no pueden ahondar en los estudios de las variantes del coronavirus porque no tienen los fondos suficientes gracias a los recortes de Bolsonaro. “No tenemos fondos para hacer investigación básica, como para comprender cómo las variantes son más o menos virulentas”, dijo. “Tenemos las herramientas o al menos la capacidad para ayudar al país, pero los líderes nos ignoran y no nos apoyan”.

Brasil ha sido uno de los países más golpeados por covid-19.
Getty


Brasil ha sido uno de los países más golpeados por covid-19. (Getty/)

Solo uno de cada diez brasileños recibió la vacuna contra el virus, una campaña que comenzó con retrasos y fue cuestionada por Bolsonaro el año pasado al asumir que la pandemia ya había terminado.

“Si el lanzamiento de la vacuna no se amplía y las personas continúan ignorando el uso de la mascarilla, las muertes por Covid-19 en Brasil podrían superar el medio millón a medidos de junio”, lanzó la nota haciendo referencia a los datos del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud de la Universidad de Washington en Seattle.

Diario O Globo/GDA