Alerta por el aumento de casos: Israel implementó nuevas restricciones por Covid-19, pese a la gran campaña de vacunación

·2  min de lectura
El país de Medio Oriente registró su mayor número de contagios desde enero pese a la másiva aplicación de inoculaciones; en las últimas semanas los infectados volvieron a subir debido a la variante delta
HAZEM BADER

JERUSALÉN, (AFP) - Pese a la gran campaña de vacunación, el gobierno de Israel implementó nuevas restricciones sanitarias ya que el martes registró su mayor número de contagios de Covid-19 desde enero. De esta forma, se restableció la obligación de mostrar el certificado de vacunación o test PCR negativo para ingresar a restaurantes, hoteles, museos y bibliotecas, y asistir a eventos culturales y deportivos.

Esta medida también se aplica a los lugares de culto que reciben a más de 50 fieles, se indicó. El gobierno restableció en julio la obligación de usar mascarilla en lugares públicos y oficinas cerrados.

Israel sufre una disparada de casos por la variante delta y reimpone el pase sanitario

Aumento de contagios y terceras dosis

El martes, las autoridades sanitarias anunciaron más de 8700 nuevos contagios, la cifra más alta desde enero. Israel fue uno de los primeros países en lanzar una campaña de vacunación masiva a mediados de diciembre, en virtud de un acuerdo con Pfizer que entregó rápidamente millones de dosis a cambio de datos sobre el efecto y la efectividad de la vacuna en su población.

La campaña permitió bajar drásticamente el número de casos. Sin embargo, en las últimas semanas los contagios volvieron a subir debido a la variante delta entre adultos no vacunados pero también en personas vacunadas hace más de seis meses.

Por esa razón, Israel comenzó a inyectar una tercera dosis de la vacuna en personas de 50 años o más, a pesar del llamado de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a no hacerlo para que los países pobres dispongan de más vacunas.

Israel, a punto de convertirse en el primer país en probar una vacuna oral contra el coronavirus

El primer ministro israelí, Naftali Bennett, respondió que la administración de estas dosis de refuerzo en Israel, un país de nueve millones de habitantes, no afectaría a las reservas mundiales y más bien permitiría probar la eficacia de la tercera dosis.Bennett advirtió que se podría imponer un nuevo confinamiento en septiembre, mes en el que se celebrarán varias fiestas judías, si la situación no mejora.

En total, más de 950.000 personas se han enfermado de covid-19 en Israel, de las cuales 6700 fallecieron. Más de 5,4 millones de personas ya recibieron dos dosis de vacuna y cerca de 1,1 millones la tercera.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.