Alemania responde a pedido de Ucrania por tanques, EEUU también se dispone a enviar Abrams

Imagen de archivo de un tanque Leopard 2PL polaco disparando durante el ejercicio militar de la OTAN Defender Europe 2022 en el campo militar de Bemowo Piskie, cerca de Orzysz, Polonia.

Por Andreas Rinke y Tom Balmforth

BERLÍN/KIEV, 25 ene (Reuters) - Alemania anunció planes el miércoles para entregar tanques pesados a Ucrania, y Estados Unidos se disponía a hacerlo también, en un avance aclamado como un impulso militar decisivo por parte de Kiev y condenado por Moscú como una provocación temeraria.

Kiev llevaba meses pidiendo unos tanques que le darían a sus fuerzas una mayor potencia de fuego, protección y movilidad para atravesar las líneas defensivas rusas y potencialmente atravesar el territorio ocupado por los invasores.

"Unos cientos de tanques para nuestras tripulaciones (...) Esto se convertirá en un verdadero puño para la democracia", escribió Andriy Yermak, jefe de la administración del presidente ucraniano Volodímir Zelenski, en Telegram.

Alemania enviará una compañía inicial de 14 tanques Leopard 2 de sus propias existencias y aprobará los envíos de los aliados que los desplieguen, con el objetivo de suministrar a Ucrania dos batallones, que normalmente comprenden tres o cuatro compañías cada uno. Berlín también proporcionaría entrenamiento, municiones y mantenimiento.

"Esta decisión sigue nuestra conocida línea de apoyar a Ucrania en la medida de nuestras posibilidades. Estamos actuando de forma estrechamente coordinada a nivel internacional", dijo el canciller Olaf Scholz en un comunicado.

Dos fuentes en Estados Unidos dijeron que Washington también proporcionaría docenas de sus tanques Abrams M1.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, afirmó que cualquier tanque estadounidense que sea enviado a Ucrania "arderá como todos los demás".

Veinte ejércitos en todo el mundo tienen Leopard, que Alemania ha fabricado por miles. Polonia y Finlandia ya los han prometido una vez que Berlín esté de acuerdo y se espera que otros países los sigan con rapidez. Reino Unido ya ha ofrecido una compañía de sus Challenger y Francia evalúa enviar sus Leclerc.

"PROVOCACIÓN"

Moscú dice que el suministro de armamento ofensivo moderno a Ucrania prolongará la guerra y pospondrá lo que dice será su inevitable victoria. Anatoly Antonov, embajador de Rusia en Washington, dijo que las entregas de carros de combate estadounidenses serían "otra provocación flagrante".

"Es obvio que Washington está tratando de forma deliberada de infligirnos una derrota estratégica", dijo Antonov en el canal de mensajes Telegram de la embajada.

Rusia intensificó sus amenazas la semana pasada y el expresidente Dmitry Medvedev, un aliado del presidente Vladimir Putin, dijo abiertamente que una potencia nuclear que se enfrenta a una derrota podría usar armas nucleares.

Los funcionarios occidentales que apoyan el envío de los tanques han desestimado las amenazas de Moscú como fanfarronadas, diciendo que Rusia ya está librando una guerra a toda velocidad y ha sido disuadida de atacar a la OTAN o usar armas nucleares.

"Los aliados y amigos de la OTAN toman la decisión correcta al enviar importantes tanques de batalla a Ucrania. Junto con los Challenger 2, fortalecerán la potencia de fuego defensiva de Ucrania", tuiteó el primer ministro británico, Rishi Sunak.

El primer ministro polaco Mateusz Morawiecki agradeció por Twitter a Scholz por un "gran paso para detener a Rusia".

La decisión levanta uno de los últimos tabúes en el apoyo occidental: proporcionar armas que tengan un propósito principalmente ofensivo más que defensivo.

Las promesas de las últimas semanas ya incluyen cientos de vehículos blindados de combate y transporte de tropas occidentales, que se consideran más efectivos para atacar cuando se combinan con tanques para atravesar las líneas enemigas.

(Reporte de las oficinas de Reuters; escrito por Peter Graff; editado en español por Carlos Serrano)