Alemania asegura que el contratiempo en la distribución de la vacuna no altera los planes

Agencia EFE
·2  min de lectura

Berlín, 4 dic (EFE).- Alemania aseguró hoy que la noticia de que la firma Pfizer tendrá que recortar la distribución de la vacuna desarrollada junto con BioNTech contra el coronavirus no alterará el calendario de vacunación y señaló que este contratiempo refleja la velocidad a la que gira el mundo en la lucha contra la pandemia.

Según los datos de hoy, las primeras vacunas, previa inminente autorización de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), podrán ponerse a principios del año que viene, garantizó el ministro de Sanidad, Jens Spahn, en una comparecencia ante la prensa para presentar el plan de visitas en residencias durante las fiestas navideñas.

"Es evidente que no ha sido posible aumentar la capacidad de producción según lo planeado, al menos de momento", dijo al referirse a los problemas anunciados por Pfizer en la puesta a punto de la cadena de suministro.

La consecuencia es que los destinatarios primeros de estos envíos, ya sea el Reino Unido, Estados Unidos o la Unión Europea, "tendrán que contar con menos dosis en las primeras semanas", señaló.

Recordó, además, las elevadas exigencias, sobre todo en lo que respecta a la calidad y pureza de una vacuna, para poder iniciar su producción.

Al mismo tiempo, advirtió de que comenzar con la vacunación en enero del año que viene, "no quiere decir que la pandemia haya pasado" y llevará un tiempo, además, hasta que Alemania disponga de suficientes dosis.

El hecho de que haya a disposición una vacuna con semejante rapidez tras la aparición de un nuevo virus "es algo que no se ha dado antes en la historia de la humanidad", y "nos recuerda una vez más a qué velocidad nos estamos moviendo todos ahora", dijo.

"Todos juntos tenemos que superar este difícil invierno", estos meses que quedan por delante y que "no serán fáciles", y en los que seguirá siendo esencial reducir los contactos, recordó no obstante.

Por otra parte, se refirió a la "diferencia temporal" en el proceso de autorización para la comercialización de la vacuna entre Estados Unidos, el Reino Unido y la UE, de la que dijo que "no es inusual" y que le parece bien "mientras no se haga muy grande".

Subrayó la importancia de que la solicitud de autorización sea estudiada minuciosamente por la EMA, sobre todo en lo que respecta a las "exigencias técnicas" y al cumplimiento de los estándares de calidad y las pruebas de su eficacia.

En este aspecto, subrayó, se trata de que sea segura y eficaz y no de ser los primeros.

En cuanto al aspecto de coordinación entre las 27 autoridades nacionales y la europea, no obstante, reconoció que se podría "mirar la manera de agilizar el proceso".

(c) Agencia EFE