Alemania raciona algo de diversión en un tranquilo Carnaval

·2  min de lectura

DUESSELDORF, Alemania (AP) — Unas pocas carrozas de Carnaval que se mofaban del presidente ruso Vladimir Putin, el expresidente estadounidense Donald Trump, políticos alemanes y la lucha contra el coronavirus se abrieron paso por las calles casi vacías de Duesseldorf, Alemania, donde normalmente se realizan celebraciones estridentes.

Los desfiles, las fiestas callejeras y otros eventos de Carnaval se cancelaron este año debido a la pandemia.

Pero los organizadores en Duesseldorf, uno de los principales baluartes del Carnaval en la Renania alemana, no quisieron permitir que el Lunes de las Rosas de 2021 pasara completamente sin las tradicionales caricaturas de los sucesos de actualidad.

Así que enviaron ocho flotas por la ciudad, separadamente en lugar de como un desfile, y en rutas que se mantuvieron en secreto para evitar aglomeraciones de gente.

“Es una pequeña señal de que estamos vivos”, dijo el constructor de carrozas Jacques Tilly a la agencia alemana de noticias dpa.

La oferta de este año incluyó representaciones del crítico del Kremlin Alexei Navalny pateando a un Putin mucho más grande, ambos vestidos con trajes de judo, y una caricatura de Trump rostizándose sobre una hoguera con las palabras “¡Hagamos grande a Estados Unidos otra vez!”

También hubo una flota que mostraba a la Tierra tratando de frenar un virus mientras un monstruo que tenía pintada la palabra “Clima” le seguía detrás. Otra mostraba un cerebro abandonando la cabeza de un activista contra las restricciones del coronavirus.

Armin Laschet, el recién elegido líder del partido de la canciller Angela Merkel y un contendiente para sucederla tras las elecciones de septiembre, fue representado como Merkel en una referencia a la similitud de ideologías de ambos políticos.

Uno de los primeros eventos supercontagiadores de Alemania derivó de una celebración de Carnaval en un pueblo al oeste de Colonia en febrero de 2020, cuando muchas personas estuvieron en contacto con un hombre infectado. Este año las autoridades no están tomando riesgos y el consumo de alcohol está prohibido en algunos lugares.

Alemania ha reportado más de 65.000 muertes por coronavirus durante la pandemia y acaba de implementar restricciones en sus fronteras con Austria y la República Checa para evitar que las nuevas variantes del virus circulen en esos países.