Alemania proscribe grupo nazi, allana domicilios

Associated Press
·2  min de lectura
ARCHIVO - En esta foto de archivo del 5 de noviembre de 2018, el ministro del Interior alemán Horst Seehofer habla en conferencia de prensa en Berlín. El ministerio dijo el martes 1 de diciembre de 2020 que la pil¡¡olicía allanó varios domicilios luego de proscribir a un grupo de ultraderecha al que acusó de querer instaurar un estado nazi. (AP Foto/Michael Sohn, file)

BERLÍN (AP) — La policía allanó domicilios en tres estados de Alemania el martes después que el gobierno proscribió a un grupo de ultraderecha, informó el Ministerio del Interior.

Las viviendas de 11 miembros del grupo Wolfsbrigade 44 fueron allanadas en Hesse, Mecklenburgo Pomerania Occidental y Renania del Norte-Westfalia para confiscar sus fondos y propaganda, informó la agencia noticiosa alemana dpa.

“Quien luche contra los valores fundamentales de nuestra sociedad libre sentirá la reacción resuelta de nuestro gobierno”, dijo el ministro del Interior, Horst Seehofer. “No hay lugar en este país para una asociación que siembra el odio y brega por la resurrección del estado nazi”.

El grupo aspira a restablecer una dictadura nazi y abolir la democracia, dijo el ministerio. El 44 en su nombre representa la cuarta letra del alfabeto, DD, por División Dirlewanger. Oskar Dirlewanger era un conocido criminal de guerra nazi y comandante de una unidad de las SS.

El grupo fundado en 2016 se destaca por su ideología racista y antisemita y sus intervenciones violentas en público y en las redes sociales.

El martes la policía halló puñales, un machete, una ballesta y bayonetas durante los allanamientos, así como banderas nazis.

Meses atrás el gobierno proscribió otros grupos de ultraderecha como Combat 18 y Nirdadler, informó dpa.

Por otra parte, el Ministerio de Defensa dijo que la inteligencia militar interrogó a ocho sospechosos en relación con una investigación iniciada a fines del año pasado.

Se investiga a soldados y varios empleados civiles de una oficina regional del ejército en Ulm que se cree tienen vínculos con el movimiento llamado Reichsbuerger, o ciudadanos del Reich. Este movimiento rechaza la autoridad del estado federal alemán y promueve lo que llama los “derechos naturales”, una ideología mezclada con la política de extrema derecha y teorías conspirativas esotéricas.

“No hay lugar en las fuerzas armadas para los enemigos de la constitución”, dijo la ministra de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, en un comunicado.