El G7 aprueba más ayuda y armas para Ucrania en una muestra de unidad contra Rusia

·4  min de lectura
Ministros de Asuntos Exteriores de los países del G7

Por Alexander Ratz y John Irish

WEISSENHAUS, ALEMANIA (Reuters) -Los ministros de Asuntos Exteriores del grupo de países ricos del G7 respaldaron la concesión de más ayuda y armas a Kiev en lo que Alemania ha calificado de "poderosa señal de unidad" para profundizar en el aislamiento mundial de Rusia.

El jefe de la política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, anunció un apoyo militar adicional de 500 millones de euros a Ucrania y dijo que confiaba en que en los próximos días se acuerde un embargo de la UE al petróleo ruso.

La ministra británica de Asuntos Exteriores, Liz Truss, anunció nuevas sanciones contra la red financiera y el círculo íntimo del presidente ruso Vladimir Putin, entre ellos su exmujer y sus primos, y también pidió que se aumentara el suministro de armas a Ucrania.

La reunión anual, que se prolongará hasta el sábado, congrega a los principales diplomáticos de Reino Unido, Canadá, Alemania, Francia, Italia, Japón, Estados Unidos y la Unión Europea en un castillo de 400 años de antigüedad situado en la localidad de Weissenhaus, en la costa del mar Báltico.

El evento se produce tras las promesas de los líderes del G7 del pasado fin de semana de prohibir o eliminar gradualmente la compra de petróleo ruso.

El encuentro, al que asistieron los ministros de Asuntos Exteriores de Ucrania y Moldavia, también pondrá de relieve la preocupación por la seguridad alimentaria y el temor a que la guerra en Ucrania se extienda a su vecino más pequeño, Moldavia.

La ministra alemana de Asuntos Exteriores, Annalena Baerbock, declaró antes de la reunión que la reunión desafiaría los intentos rusos de dividir al mundo en torno a Ucrania.

"Nunca desde el final de la Guerra Fría los socios del G7 nos hemos visto tan profundamente desafiados. Nunca antes habíamos estado tan unidos", dijo en un tuit.

Borrell dijo que el nuevo apoyo militar de la UE se destinaría a armas pesadas, como tanques y artillería, y elevaría la ayuda del bloque a unos 2.000 millones de euros.

"(Ejercerá) una mayor presión sobre Rusia con sanciones económicas y continuará el aislamiento internacional de Rusia y la lucha contra la desinformación", dijo.

En declaraciones a la prensa al margen de la reunión, el ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba, desafió a la UE a imponer el embargo de petróleo, y dijo que Putin celebraría que la propuesta no prosperara. El país vecino de Ucrania, Hungría, se ha opuesto al plan, que requiere unanimidad para ser aprobado.

"No interferimos en su discusión, pero es un momento crítico en el que veremos si la unidad de la UE sigue existiendo o se rompe", dijo.

Kuleba hizo un llamamiento a los aliados para que embarguen los activos rusos y los destinen a financiar la reconstrucción de Ucrania, una propuesta respaldada por el ministro alemán de Finanzas, Christian Lindner, en una entrevista publicada el viernes por el semanario alemán Der Spiegel.

Este fin de semana, Alemania recibirá por separado a los ministros de la OTAN, mientras Suecia y Finlandia se preparan para solicitar su ingreso en la alianza transatlántica, lo que ha provocado amenazas de represalias por parte de Moscú.

ALARMA INTERNACIONAL POR MOLDAVIA

La guerra en Ucrania ha disparado los precios mundiales de los cereales, los aceites de cocina, el combustible y los fertilizantes, y las agencias de las Naciones Unidas han advertido de que la subida de precios agravará la crisis alimentaria, especialmente en África.

La invasión rusa ha interrumpido el transporte marítimo en el mar Negro, una de las principales rutas para los cereales y otros productos básicos, estrangulando las exportaciones.

"Hay 25 millones de toneladas de grano bloqueadas actualmente en el puerto ucraniano de Odesa, lo que supone alimentos para millones de personas en el mundo que se necesitan urgentemente, sobre todo en los países africanos y en Oriente Medio", dijo Baerbock a los periodistas.

"Por eso enviamos hoy una señal clara: os vemos, os oímos y os apoyamos", añadió.

Fuentes diplomáticas señalaron que el objetivo es que los siete países se organicen mejor para encontrar respuestas rápidas y eficaces a la crisis alimentaria.

Si bien el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, no asistirá a la reunión tras haber dado positivo por COVID-19, el resto de los ministros tratará de tranquilizar a Moldavia.

El país está atravesando dificultades para hacer frente al flujo de refugiados procedentes de la vecina Ucrania, y los incidentes protagonizados por los separatistas prorrusos en la región escindida de Transnistria han hecho saltar la alarma internacional ante la posibilidad de que la guerra se extienda por la frontera.

"El país se ha debilitado a causa de la guerra (...) por lo que debemos confirmar nuestro apoyo a Moldavia", declaró a la prensa una fuente diplomática francesa.

(Información de John Irish y Alexander Ratz; información adicional de William James en Londres; redacción de John Irish y Matthias Williams; edición de Alistair Bell, John Stonestreet y Raissa Kasolowsky; traducción de Flora Gómez)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.