En Alemania, prohibieron el uso de fuegos artificiales durante Año Nuevo

LA NACION
·1  min de lectura

Alemania prohibió este año la venta de petardos y cohetes antes de Año Nuevo para evitar que haya heridos por la pirotecnia y que éstos saturen los hospitales en plena pandemia de coronavirus, según decidió este viernes el Senado a pedido del Gobierno federal.

Este último había solicitado una modificación de la reglamentación sobre fuegos artificiales correspondiente. La prohibición de venta también tiene como fin que la gente no festeje en la calle sin contemplación de la pandemia.

Coronavirus: tras la rebelión en Búzios, la Justicia suspende el lockdown por el rebrote

Los primeros ministros de los estados federados y la canciller alemana, Angela Merkel, habían acordado la prohibición el fin de semana pasado y aconsejaron no prender fuegos artificiales para Año Nuevo. Además, habrá una prohibición para el uso de fuegos artificiales en determinados lugares que suele frecuentar el público y que serán definidos por las comunas.

De acuerdo con una encuesta de la empresa de análisis de datos YouGov encargada por DPA, casi tres cuartos de los alemanes creen que la prohibición de usar fuegos artificiales en Año Nuevo por la pandemia de coronavirus es correcta.

Coronavirus: Alberto Fernández anunció la extensión del distanciamiento social hasta el 31 de enero

El 71 por ciento de los encuestados dijo apoyar la medida del Gobierno federal y los estados federados, mientras que fue rechazada tan solo por el 22 por ciento y un ocho por ciento no brindó datos. En total, fueron encuestadas 2.042 personas del 14 al 16 de diciembre de 2020.á

Por su parte, los fabricantes de pirotecnia se quejaron de que por esta medida perderán el 95 por ciento de sus ventas de diciembre.