Alemania se muestra optimista pese a recortes del gas ruso

·2  min de lectura
EUROPA-ENERGÍA (AP)
EUROPA-ENERGÍA (AP)

El canciller de Alemania, Olaf Scholz, dijo el martes que su país está preparado para enfrentar un posible desabastecimiento de energía debido al recorte del suministro ruso de gas a Europa, mientras crecía el temor al golpe de los precios en alza sobre los consumidores del continente el próximo invierno.

Scholz habló al inicio de una reunión de gobierno de dos días a la que asistiría el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, centrada en el impacto de la invasión rusa en Ucrania sobre el suministro energético en Europa.

Scholz citó las decisiones del gobierno de reactivar las centrales eléctricas de carbón y petróleo, ordenar que se llenaran los almacenes de gas natural y arrendar terminales de gas natural licuado. También se esperaba pronto una decisión sobre extender la vida operativa de las tres centrales nucleares que quedan en Alemania.

“Todas estas y muchas medidas adicionales han contribuido a que estemos en una situación mucho mejor en cuanto a seguridad de suministros de lo que podía estimarse en hace un par de meses”, dijo Scholz a la prensa en la casa de huéspedes del gobierno en Meseberg, en el norte de Berlín.

“Podremos lidiar bastante bien con las amenazas que enfrentamos de Rusia, que utiliza gas como parte de su estrategia en la guerra contra Ucrania”.

Scholz señaló que las instalaciones de almacenamiento de gas ya estaban al 80% de su capacidad, más que en la misma época del año pasado, y que el gobierno esperaba acordar un nuevo paquete de medidas en los próximos días para ayudar a los consumidores alemanes a lidiar con el considerable aumento de los precios de la energía.

La petrolera estatal rusa Gazprom redujo aún más los suministros de gas a la francesa Engie, lo que avivó el temor a que Moscú pudiera cortar por completo el gas como herramienta de presión política por la guerra en Ucrania.

Gazprom informó a Engie de la reducción de suministros a partir del martes por un “desacuerdo entre las partes sobre la aplicación de varios contratos”, según el comunicado de la firma gala. Las entregas de Gazprom a Engie se han reducido mucho desde que Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero.

Engie ya tiene volumen suficiente para cumplir sus compromisos con sus clientes, añadió el comunicado, y ha tomado medidas para “reducir cualquier impacto físico y financiero directo” derivado de la interrupción de suministros de gas de Gazprom.

Rusia ha cortado o reducido el suministro a una docena de países de la Unión Europea. Desde la primavera, los líderes de la UE han pedido al público que utilice menos gas en verano para reservar suministros para el invierno. El bloque ha propuesto a los estados miembros que reduzcan de forma voluntaria su consumo en un 15%. También ha pedido competencias para imponer recortes obligatorios a los 27 miembros si hay un riesgo de desabastecimiento grave o demanda muy alta.

___

Barbara Surk informó desde Niza, Francia, y Jan M. Olsen desde Copenhague, Dinamarca.