Alemania considera medidas más duras antes de Navidad para frenar la pandemia

Por Sabine Siebold
·2  min de lectura
Foto del lunes de un cartel para ingresar al servicio de emergencia en un hospital en Neuruppin, Alemania
Foto del lunes de un cartel para ingresar al servicio de emergencia en un hospital en Neuruppin, Alemania

Por Sabine Siebold

BERLÍN, 16 nov (Reuters) - La canciller alemana Angela Merkel y los líderes de los distintos estados federales impondrían el lunes nuevas medidas, incluyendo el uso obligatorio de mascarilla en las escuelas y acciones más drásticas en las reuniones familiares con tal de domar la segunda ola de coronavirus antes de Navidad.

En un borrador de las medidas visto por Reuters también se dice que se instará a la población a evitar completamente las fiestas privadas en las próximas semanas.

Este mes Alemania impuso un "confinamiento suave" para frenar una segunda ola que está arrasando gran parte de Europa. Los bares y restaurantes están cerrados, pero las escuelas y tiendas siguen abiertas.

El número de nuevas infecciones ya no crece exponencialmente, pero no se prevé una baja, según el documento.

"Los números se están estabilizando pero demasiado lentamente", informó la agencia de noticias DPA citando a la canciller mientras comparecía ante los miembros de su partido de la Unión Demócrata Cristiana (CDU).

El documento dice que Alemania espera superar gradualmente la pandemia después del invierno boreal gracias a un clima más cálido y, con suerte, al inicio de las vacunaciones.

Según las propuestas, las reuniones privadas en público sólo serán posibles para las personas de un mismo hogar con dos personas de otra vivienda, en comparación con el máximo de 10 personas de dos hogares actualmente en vigor.

Se suprimirá la exención de llevar mascarilla en la escuela para algunos alumnos de primaria y todas las clases se reducirán a la mitad para permitir más espacio entre los estudiantes.

Desde el comienzo de la pandemia y hasta finales de octubre se habían detectado 520.000 casos de COVID-19 en Alemania, pero las cifras han aumentado en un 50% hasta los 780.000 casos en las dos primeras semanas de noviembre.

(Reporte adicional de Hans Seidenstuecker; escrito por Arno Schuetze y Joseph Nasr; editado en español por Andrea Ariet y Javier Leira)