Alemania lanza la formación de imanes "made in Germany"

·3  min de lectura

Para tratar de limitar el número de "imanes importados", Alemania lanzó su primer centro de formación de cuadros religiosos con apoyo estatal, pero la iniciativa no ha sido bien recibida por las principales organizaciones turcas.

Unos 40 futuros responsables musulmanes de culto, hombres y mujeres, iniciaron un curso de dos años a cargo del Colegio del Islam de Osnabruck, en el noroeste de Alemania.

Los primeros cursos se realizaron el lunes en medio de los 12.000 volúmenes de la vasta biblioteca adquirida en Egipto.

Abierta a portadores de un bachillerato en teología islámica o un diploma equivalente, la formación propone aprendizajes marcados por pasantías y acciones prácticas, incluidas la recitación de versos del Corán, técnicas de predicación, prácticas de culto o educación política.

El gobierno federal y el estado de Baja Sajonia financian el programa, en un país que cuenta entre 5,3 y 5,6 millones de musulmanes, entre 6,4% y 6,7% de su población.

- "Para el futuro" -

La canciller alemana Angela Merkel se ha pronunciado desde 2018 ante el Parlamento a favor de una formación de imanes. "Nos hará más independientes y es necesario para el futuro", justificó la gobernante.

Este martes, el secretario de Estado del ministerio del Interior, Markus Kerber, señaló que esta formación es la expresión de "un islam enraizado en nuestra sociedad, que participa de los valores de nuestra ley fundamental y respeta los modos de vida de nuestro país", según la agencia noticiosa DPA.

El aprendizaje "se distingue por dos particularidades: queremos reflejar la realidad de la vida de los musulmanes en Alemania y las lecciones se realizan exclusivamente en alemán", explicó a la AFP Esnaf Begic, presidente del Colegio del Islam.

"Somos musulmanes alemanes, somos parte integrante de la sociedad y tenemos la posibilidad de convertirnos en imanes 'made in Germany'", destacó uno de los estudiantes, Ender Cetin, quien oficia como imán voluntario en una prisión para jóvenes en Berlín.

Hasta ahora, la inmensa mayoría de los imanes en Alemania son enviados por países musulmanes, en especial Turquía, formados y pagados por el Estado de origen.

Así, la mitad de los 2.000 a 2.500 imanes en Alemania pertenecen a la organización DITIB, directamente dependiente del ministerio turco de Culto, y administran 986 comunidades locales, según un estudio de la Fundación Konrad Adenauer.

De los otros, 80% a 90% son enviados del norte de África, Albania o la ex Yugoslavia, según la misma fuente.

Muchas veces esos responsables de culto llegan a Alemania por cuatro o cinco años, algunos con visa de turista, y son extraños al contexto cultural y social local.

"Esos imanes no hablan la lengua de los jóvenes, que a veces no comprenden bien el turco", señaló Cetin, un hijo de inmigrantes turcos nacido en Berlín.

"Es importante que estén en línea con la realidad de una sociedad multicultural donde conviven cristianos, judíos, ateos y musulmanes", agregó.

Advirtió que ciertos cuadros religiosos que son funcionarios del Estado turco "persiguen una agenda" política en Alemania.

El tema de la influencia de Ankara vuelve regularmente al centro de los debates desde el fallido golpe de 2016 contra el presidente Recep Tayyip Erdogan.

En 2017, la justicia alemana sospechó de que cuatro imanes miembros de DITIB espiaban a opositores o críticos del gobierno turco.

- Influencias exteriores -

Pero la formación de imanes con apoyo financiero estatal despierta también críticas por escapar del principio según el cual las comunidades religiosas son las únicas habilitadas para formar a su personal.

Así, ni la DITIB ni Milli Gorus, la segunda comunidad islámica más importante de Alemania, participaron de la creación del instituto de Osnabruck. La DITIB incluso lanzó el año pasado su propio sitio de formación en Alemania.

Para Milli Gorus, la formación de imanes o capellanes "debe estar exenta de influencias exteriores, especialmente políticas", según su secretario general, Bekir Altas.

Pero el presidente del Colegio del Islam aseguró que no ha tenido "absolutamente ninguna influencia del Estado, que no se ha involucrado en la elaboración de los programas".

yap/ilp/mm/mas/zm

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.