Alemania implanta los controles fronterizos ante la cumbre del G7 en Baviera

·1  min de lectura

Berlín, 13 jun (EFE).- Alemania ha introducido controles fronterizos con todos sus países vecinos, desde hoy y hasta el 3 julio, para reforzar la seguridad ante la cumbre del G7 que se celebrará en el castillo de Elmau, en Baviera.

Las autoridades bávaras comunicaron esta medida y que se hará efectiva de forma aleatoria, con controles puntuales y tratando de que no deriven en colapsos en el tráfico por carretera y ferroviario coincidiendo con las salidas vacacionales.

Elmau acogerá entre el 26 y el 28 de junio la próxima cumbre de las siete grandes potencias (G7) -Estados Unidos, Francia, Alemania, Canadá, Japón, Italia y Reino Unido- por segunda vez, ya que en 2015 fue la sede la reunión de estos países.

Alemania, país que ejerce la presidencia de turno del grupo, considera efectivas las medidas articuladas entonces y que consistieron en los controles fronterizos aleatorios.

En esos momentos coincidieron con el inicio de la gran crisis migratoria y la llegada de refugiados procedentes principalmente de Siria y se prolongaron hasta más allá del otoño, especialmente en la frontera entre Alemania y Austria.

Este año hay anunciadas manifestaciones de protesta en los días precedentes a la cumbre y también mientras discurra el encuentro de los líderes en ese castillo bávaro.

Elmau quedará prácticamente acordonado por las fuerzas policiales, mientras que los medios de comunicación y delegaciones se concentrarán principalmente en Garmisch-Partenkirchen, a unos 25 kilómetros del castillo y complejo hotelero donde discurrirán las sesiones.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.