Alemania elimina la oblitagoriedad de la mascarilla en el transporte de larga distancia

Berlín, 13 ene (EFE).- El ministro alemán de Sanidad, Karl Lauterbach, anunció hoy la suspensión en todo el país del uso obligatorio de mascarillas en el transporte público de larga distancia a partir del próximo 2 de febrero.

En una comparecencia ante la prensa, Lauterbach afirmó que esta decisión se justifica porque "la situación pandémica se ha estabilizado" y precisó que la incidencia acumulada en siete días se sitúa en 115 nuevos contagios por cada 100.000 habitantes, la mitad que hace una mes, y que los valores medidos en las aguas residuales se mantienen o incluso descienden.

Además, la tasa de ingresos hospitalarios sigue retrocediendo y se sitúa actualmente en 6,4 por cada 100.000 habitantes, por lo que la situación "sigue tensa, pero bajo control".

"La población cuenta con una elevada inmunidad y los expertos consultados no parten de la base de que se vuelva a dar una gran oleada grave en invierno", ni se espera que en las próximas semanas y meses lleguen a Alemania nuevas variantes particularmente peligrosas

Aún así, apeló a la población a usar voluntariamente la mascarilla en espacios cerrados y también en los trenes para protegerse a si mismo y a los demás y recordó que "la pandemia no ha acabado", sino que está en proceso de pasar a una situación endémica.

"Simplemente tenemos que confiar más en la responsabilidad personal y la voluntariedad", dijo Lauterbach al pedir que no se minimice la gravedad del coronavirus a pesar de la relajación de las medidas.

Subrayó que esta nueva evaluación de la situación ha sido acordada con los estados federados y con expertos, con la conclusión de que sigue siendo necesario proteger a los grupos vulnerables y observar la evolución de la pandemia.

(c) Agencia EFE