Alemania deporta a cómplice de ataques del 11 de septiembre

Por DAVID RISING
El convicto de terrorismo Munir el Motassadeq es llevado de un helicóptero a otro en el aeropuerto de Hamburgo, Alemania, el lunes, 15 de octubre del 2018. El Motassadeq, un marroquí que ayudó a tres de los atacantes del 11 de septiembre del 2001, fue llevado de una prisión en Hamburgo al aeropuerto para su deportación a su país. (Daniel Bockwoldt/dpa vía AP)

BERLÍN (AP) — Un marroquí convicto de ayudar a Mohamed Atta y los otros pilotos suicidas del 11 de septiembre basados en Hamburgo cuando planeaban los ataques en Nueva York y Washington fue deportado el lunes de Alemania a su país.

Las autoridades alemanas confirmaron que Munir el Motassadeq estaba a bordo de un avión que despegó de Francfort por la noche.

El Motassadeq fue condenado por membresía en una organización terrorista y ayudar al asesinato de los 246 pasajeros y tripulantes de los aviones usados en los ataques del 11 de septiembre del 2001.

"Se siente bien saber que el señor Motassadeq salió del país”, dijo el ministro del Interior Andy Grote en declaraciones a The Associated Press.

Motassadeq había sido llevado previamente de una prisión de Hamburgo al aeropuerto.

El Motassadeq fue excarcelado antes de cumplir su condena de 15 años de prisión con la condición de aceptar su deportación a Marruecos. Eso le permite a Alemania arrestarlo si regresa alguna vez al país.

No estaba claro de inmediato qué le esperaba en Marruecos.

El Motassadeq fue convicto de ser miembro de la llamada célula terrorista de Hamburgo, que incluía a Atta y los pilotos del 11 de septiembre Marwan al-Shehhi y Ziad Jarrah.

Las cortes alemanas fallaron que él sabía que los tres planeaban secuestrar aviones y estrellarnos, aunque pudiera no conocer los detalles del plan. Dijeron que el Motassadeq ayudó a proteger a los atacantes y ocultarlos, manteniendo la apariencia de que eran estudiantes universitarios y transfiriendo dinero.

El Motassadeq admitió haberse entrenado en un campamento de al-Qaida en Afganistán, pero insistió en que no sabía nada de los planes de sus amigos de lanzar ataques en Estados Unidos.