Alemania: el controvertido cierre de tres reactores nucleares en plena crisis energética

·1  min de lectura

Tres de las seis plantas nucleares alemanas serán desactivadas al culminar el año 2021, para cumplir con una decisión de salir de la energía nuclear, tomada tras la catástrofe de Fukushima. Los otros tres reactores nucleares serán desmantelados en 2022. La producción energética faltante será compensada en un primer momento con combustibles fósiles.

De los seis reactores nucleares que actualmente proporcionan hasta el 14% de la producción de electricidad de Alemania, la mitad dejarán de operar este viernes: los bloques de Borkdorf, Grohnde y Gundremmingen. A finales de 2022, les llegará el turno a las tres últimas centrales eléctricas del país, Neckarwestheim (sur), Isar 2 (sur) y Emsland (norte), con una capacidad de alrededor de 4 GW.

El desastre nuclear de Fukushima, ocurrido en 2011, convenció a la excanciller alemana Angela Merkel de la necesidad de dejar atrás esa controvertida fuente de energía.

Aunque el ministro de Economía y Protección del Clima de los Verdes, Robert Habeck, aseguró hace unos días que "la seguridad del suministro en Alemania está garantizada”, este proyecto de abandono de la energía nuclear plantea dudas en un momento en que los precios del gas no dejan de batir récords, reporta el corresponsal de RFI en Alemania, Julien Mechaussie.

Alemania depende de este combustible fósil para compensar su pérdida de producción de electricidad antes de la puesta en marcha de un parque de energías renovables capaz de tomar el relevo.

La desnuclearización de la producción energética alemana debería hacer al país aún más dependiente del gas de Rusia, su principal proveedor, en un contexto de fuertes tensiones geopolíticas.

Menos nuclear, más CO2


Leer más

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.