Alemania aplicará tope a los precios de energía en 2023 para mitigar impacto de la inflación

El tope a los precios de la energía anunciado por el jefe del gobierno alemán Olaf Scholz para suavizar el impacto de la inflación, entrará en vigor a partir de 2023, según una hoja de ruta presentada este miércoles por el ejecutivo.

El tope a los precios del gas y de la electricidad es parte de un plan de 200.000 millones de euros presentado por Alemania a fines de septiembre para proteger su economía frente a la crisis energética.

Para el gas, la medida entrará en vigor a partir "del 1 de enero" para las grandes empresas y a partir del "1 de marzo" para los hogares y las pequeñas y medianas empresas, indica un proyecto definitivo publicado por el gobierno alemán.

El ejecutivo alemán también está "considerando" el pago retroactivo de las facturas de febrero.

El gobierno subvencionará el 80% del consumo de los hogares. Más allá de este volumen, los particulares pagarán el gas a precio de mercado.

El tope a los precios se aplicará hasta abril de 2024, según el plan de actuación.

Alemania, primera economía de Europa, sufre directamente de la crisis energética que afecta el continente europeo después de que Rusia redujera drásticamente sus entregas de gas.

A la espera de que se implementen estas medidas, el gobierno asumirá de manera integral en diciembre las facturas de gas de los hogares.

Las distintas partes del paquete energético aún deben ser adoptadas por el Consejo de Ministros o por el Parlamento.

El plan de apoyo alemán provocó críticas en varios países europeos, que reprochan a Berlín su falta de solidaridad con otras economías de la zona.

fcz/smk/nth/sag/mb