Aleks Syntek: Complacencias musicales generan competencia desleal

·4  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, enero 29 (EL UNIVERSAL).- Aleks Syntek considera que la música se está enfocando más en las complacencias y eso ha "puesto en una competencia desleal con los cantautores", en un momento en donde también las plataformas digitales influyen en ver quien tiene más likes.

"Desde mi punto de vista, sigo fiel a mi filosofía, a mis raíces, yo crecí con una generación donde no teníamos redes sociales, internet incluso. Los artistas de la época cuando yo empecé, nunca se preguntaban si íbamos a tener seguidores o likes, que, si iba a gustarles o no su trabajo, simplemente se desafiaban y retaban al público a escucharlos, con cosas nuevas y experimentales", comenta a los medios de comunicación.

"Ahora la música si se ha convertido en complacencias, eso sí es cierto, los artistas pop buscan complacer y complacer, que sonsonete te gusta más, porque ese te lo repito 40 veces para que se te quede grabado y de repente eso nos ha puesto en una competencia desleal con los cantautores, porque hay mucho talento en México, ¡ojo! hay gente valiosísima en este momento, jovencitos de menos de 20 años de edad que están componiendo, que yo los escucho en las plataformas digitales, desgraciadamente no son los más populares, no son famosos, no son los que tienen el apoyo de la industria, porque esta está enfocada más al sonsonete, entonces se está volviendo más complicado", profundiza.

Es por esa razón que el compositor se siente con la obligación de seguir con su filosofía de seguir creando canciones, siendo fiel a sus convicciones y no por seguir las tendencias musicales.

"Los artistas que ya tenemos un nombre y un público cautivo que nos sigue, tenemos la responsabilidad de continuar esta filosofía, de hacer la música con arte y buscar seguir traspasando fronteras", señala.

Por otro lado, también apunta que en este momento que a traviesa el mundo por la pandemia, en donde se cancelaron los eventos masivos, se han podido distinguir los artistas que sólo eran un show y los que con un instrumento musical pudieron acompañar estos meses de confinamiento a las personas.

"Yo digo que al final del día, es una burbuja de esta parte efímera de la creación musical, que se va a reventar, y que van a quedar; bueno como lo que está sucediendo ahorita, todos los artistas que necesitan rayos láser y producción, grandes pantallas para llegarle al público en un escenario, se acabaron, porque no hay conciertos presenciales. En cambio los cantautores que tocan con una guitarra y un piano y que les llegan al corazón a través de una pantalla, en el internet están empezando a crecer mucho más en su importancia y relevancia en este momento que vivimos una cuarentena y en donde más que querer mover el bote y pachanguear, queremos reflexionar como seres humanos y tratar de mantener la fe, la calma y la esperanza de que vamos a salir delante de todo esto", apunta.

Además, señala que el pop como género musical no es el problema, explica que, como en cualquier cosa, hay cosas buenas y cosas que llegan a ser desechables.

"Con respecto al pop, yo creo que en todas las exposiciones culturales, sea la pintura, la literatura, la arquitectura, hay cosas que son muy banales y triviales y hay cosas que son muy trascendentales; David Bowie hacia pop, Peter Grabriel también, los Beatles y esto no quiere decir que sea desechable su trabajo. En un momento dado los seres humanos tenemos diferentes estados de ánimo; yo dentro de un mismo disco de repente me pongo divertido, porque los estados de ánimo siempre van cambiando y los míos también como ser humano. Yo creo que el pop es muy variado, tiene sus matices", ahonda.

Por el momento, el cantante se encuentra promocionando su más reciente video de su canción "Eclipse de luna", el cual ya está disponible en las plataformas digitales.

"Esta canción viene a colación de una inspiración acerca del perdón, de la redención, creo que toda pareja siempre puede tener la vulnerabilidad de cometer errores, pero es muy lindo admitir tus errores y es muy humano pedir perdón y es además muy compasivo saber perdonar a tu pareja", explica.