Quién es Alejandro Crespo, el gremialista que fogonea el conflicto por el que Bridgestone paraliza su actividad

·4  min de lectura
En el centro, Alejandro Crespo, el jefe del Sutna y militante del PO
En el centro, Alejandro Crespo, el jefe del Sutna y militante del PO

Alejandro Crespo tiene 47 años y desde 2016 es el secretario general del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (Sutna), organización que el miércoles pasado tomó un piso del Ministerio de Trabajo en la ciudad de Buenos Aires y acampa dentro de la sede en Callao al 100. Y por cuya acción ahora la compañía Bridgestone acaba de anunciar la suspensión de sus actividades en todo el país.

Por el conflicto gremial, la empresa de neumáticos Bridgestone suspendió todas sus actividades en el país

El gremialista desbancó del poder a Pedro Wasiejko, quien estuvo al frente casi 17 años, fue el número dos de la CTA que comanda Hugo Yasky y preside hoy el astillero estatal Río Santiago. El desembarco de Crespo en el Sutna fue algo novedoso en el rompecabezas sindical : es militante del Partido Obrero (PO) y forma parte de lo que se denomina el gremialismo clasista y combativo o la izquierda sindical.

El Sutna está en el centro de un conflicto que lleva ya varios meses y no tiene visos de aflojar. Mantiene una pulseada con Fate, Bridgestone y Pirelli por el aumento de un 200% del pago extra por trabajar el fin de semana y por la revisión de la paritaria de 2021.

La cúpula del Sindicato del Neumático, con Crespo a la cabeza, en la sede del Ministerio de Trabajo de la avenida Callao al 100
La cúpula del Sindicato del Neumático, con Crespo a la cabeza, en la sede del Ministerio de Trabajo de la avenida Callao al 100 - Créditos: @Facebook

El Sutna tiene 5000 afiliados. La raíz del conflicto con las empresas es el pago de las jornadas de fin de semana. El régimen laboral es de siete días de trabajo de corrido y dos de descanso. El gremio exige un pago doble para los sábados y domingos. Los empresarios argumentan que acceder a ese pedido les restará competitividad y les aumentaría en un 15% los costos laborales, según precisaron a LA NACION. En paralelo, se negocia el cierre del acuerdo salarial 2021-2022, cuyo último ofrecimiento por parte del empresariado y con aval del Ministerio de Trabajo fue de 38% por seis meses. El gremio lo rechazó no solo por considerarlo insuficiente, sino también por interpretar que hubo una intromisión de la cartera de Claudio Moroni en la negociación.

Crespo habla con naturalidad de “la patronal”, para referirse a los empresarios, y de “la burocracia”, para referirse a los gremios peronistas que se anidan bajos las siglas de la CGT. Surgido de la fábrica de Fate, adonde ingresó a trabajar en 2004, se convirtió en un referente del sindicalismo clasista.

Comulga con los dirigentes Néstor Pitrola y Juan Ferro, ambos del PO. Mantiene, además, lazos estrechos con otros gremialistas díscolos, como el Suteba combativo de La Matanza, cuya líder es Romina Del Plá, que se opone al liderazgo de Roberto Baradel, o los delegados de la Línea 60 o del ramal Sarmiento que se oponen a las conducciones nacionales de la UTA y la Unión Ferroviaria, respectivamente.

“Somos un gremio nacional en el que hay un amplio espectro político: hay militantes de izquierda, peronistas, radicales, de todo... Lo que sí, somos clasistas: cuando decimos que vamos a un conflicto, lo hacemos” , se diferenció Crespo tiempo atrás, en una charla con LA NACION.

Con la izquierda sindical al mando, surge una incógnita: ¿Cómo negociar con los empresarios sin perder su esencia? “Nosotros no queremos cooperativas. Entendemos el rol capital-trabajo. Las cooperativas son únicamente válidas ante el cierre de una fábrica, pero no es lo ideal”, dicen cerca de Crespo. La misma fuente agrega: “El camino político es la alternativa para que los trabajadores lleguemos al poder. Otro, no” .

Miembros del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino Sutna, que nuclea a los trabajadores del sector mantienen tomado un piso de la sede el Ministerio de Trabajo, de la Av Callao, mientras otros trabajadores permanecen en la puerta cortando parcialmente la avenida.
Miembros del Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino Sutna, que nuclea a los trabajadores del sector mantienen tomado un piso de la sede el Ministerio de Trabajo - Créditos: @Gustavo Amarelle / Télam

Con esta sentencia, Crespo derriba un mito. Desmiente que haya alguna vez desafiado a Javier Madanes Quintanilla, dueño de Fate y Aluar, para hacer de la fábrica una cooperativa. “No es nuestra idea y tampoco la del resto de los compañeros que integran el consejo directivo del Sutna” , aseguró.