Alejandra Juárez regresará a Florida para reunirse con su esposo e hijas 3 años después de traumática deportación a México

Orlando Sentinel Staff, Orlando Sentinel
·2  min de lectura
Alejandra Juárez regresará a Florida para reunirse con su esposo e hijas 3 años después de traumática deportación a México

Después de tres años de estar separada de su familia, Alejandra Juárez regresa a su casa en Davenport, Florida.

Juárez es la esposa de un veterano de la Marina de los EE. UU. cuya traumática escena de deportación en el Aeropuerto Internacional de Orlando fue noticia internacional en el 2018. El Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. le otorgó un indulto temporal conocido como libertad condicional humanitaria.

Ella ha estado viviendo en la Península de Yucatán y podrá regresar a Florida Central en los próximos días. “Este es el momento que estaba esperando”, dijo Juárez al Orlando Sentinel en una entrevista exclusiva. “Una vez dentro [de los EE.UU.], seguiré luchando y espero que haya una manera de encontrar una solución permanente, ¡pero esto es genial!”, declaró la madre de dos hijas.

Alejandra Juárez se reunirá con su esposo, Cuauhtémoc “Temo” Juárez y sus hijas Pamela (19) y Estela (11).

La separación de su familia, a 700 millas a través del Golfo de México, ha sido una pesadilla, dijeron.

Pero la administración del presidente Joe Biden anuló la estricta política de inmigración de “cero tolerancia” emitida por el ex presidente Donald Trump y que culminó en su deportación.

La posibilidad dio a la familia Juárez la esperanza de su regreso, aunque Temo, todavía está en estado de shock por la noticia. “Es un milagro”, escribió en un mensaje de texto. “No puedo creerlo”.

Juárez asegura que huyó de las amenazas de muerte en México cuando era adolescente y le mintió a un agente de la Patrulla Fronteriza y Aduanas indicando que era ciudadana estadounidense.

Para evitar la detención federal, firmó papeles en inglés, un idioma que no entendía en ese momento. Los documentos eran una renuncia a una tarjeta de residente permanente, visa o un camino hacia la naturalización.

Alejandra finalmente cruzó a los Estados Unidos sin ser detectada, se casó con Temo y se estableció con sus hijas en Florida Central.

Su condición de indocumentada fue descubierta durante una parada de tráfico en 2013 y el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE. UU. la consideró de “baja prioridad” para la deportación durante los controles regulares con la agencia durante la administración del presidente Barack Obama.

El representante estadounidense Darren Soto, demócrata de Kissimmee, quien ha defendido el caso de Alejandra a través de proyectos de ley privados presentados en múltiples sesiones del Congreso, está eufórico de que los esfuerzos de larga data para su regreso finalmente tengan éxito.

“Cuando el presidente Biden fue elegido, sabíamos que había una nueva esperanza de traerla de regreso”, dijo. “Pero fue Alejandra en general, quien mostró la tenacidad y determinación de no detenerse ante nada para volver con su familia”.

*La historia fue publicada en el Orlando Sentinel por la periodista Liza María Garza. La traducción al español fue realizada por Ingrid Cotto, reportera de el Sentinel Orlando.