Alejandra Barrios lamenta encarcelen a opositores de la 4T

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, marzo 30 (EL UNIVERSAL).- La dirigente de comerciantes de vía pública del Centro Histórico, Alejandra Barrios Richard, destacó que los calificativos "puercos, cochinos y marranos", con las que el presidente Andrés Manuel López Obrador buscó desprestigiar a los opositores a Morena, "los ha cambiado para mandarlos a la cárcel".

Denunció que desde las altas esferas del poder, "se ataca a la familia Barrios, debido a que gente se hace pasar como agremiados de la Asociación Legítima Cívica Comercial, por instrucciones de políticos voraces con antecedentes de corrupción, como Dolores Padierna, para declarar en los medios que los extorsionamos", acusó.

"Esto es un juego sucio. El temor de la 4T en la Ciudad de México es que un miembro de mi familia, como mi hija Diana Sánchez, compita políticamente por un cargo de elección popular en una de las alcaldías más emblemáticas, como lo es la Cuauhtémoc", denunció la líder histórica de los ambulantes.

Explicó que su hija, confinada en la Penitenciaría de Santa Martha, como activista social y defensora de los derechos humanos, "logró que la sociedad voltee a verla, a valorar su trabajo, por lo que le han demostrado su simpatía y han comprometido su sufragio, debido a la gran desilusión que les dejó votar por Morena en pasadas elecciones", afirmó.

Sin duda, dice Barrios Richard, la jefa de Gobierno sabe muy bien que si pierde espacios políticos tan importantes en la capital, compromete los planes de AMLO, por tener la mayoría de representantes en los congresos, con lo que le atarían las manos para hacer y deshacer cambios a la Constitución para su beneficio personal, no de los mexicanos.

"Y, obviamente, Claudia Sheinbaum perdería puntos en su carrera por la silla presidencial, pues podría quedar fuera del juego y no ser la sucesora de López Obrador", comentó.

Por eso, "la científica, no política", ha judicializado el proceso electoral que se avecina; es decir, busca por todos los medios, con la ayuda de la Fiscalía General de Justicia (FGJ) y de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), detener el avance de la oposición. De allí que les abre carpetas de investigación para llevarlos a la cárcel, como es el caso de Diana (Sánchez), lamentó.

Sobre la presunta extorsión de la que son acusadas ella y su hija, aclaró que "la Asociación Legítima no despoja a sus agremiados, mucho menos utiliza tácticas gansteriles para conseguir contribución económica alguna", enfatizó.