Alejada de la actuación y en plena pandemia, Cameron Diaz apuesta a su nuevo emprendimiento vegano

LA NACION
·3  min de lectura

Cameron Diaz fue la rubia más famosa y deseada de principio de siglo. En 2007 se convirtió en la actriz mejor paga de Hollywood, pero decidió que era hora de darle un giro a su carrera y comenzó a dedicarse a la producción. Siempre inquieta, ahora, en plena pandemia comenzó un nuevo emprendimiento que nada tiene que ver con el mundo del espectáculo.

"Comencé a experimentar la fama cuando tenía 22 años, hace ya 25, y eso es mucho tiempo. Le he dado más de la mitad de mi vida al público. Siento que está bien que me tome tiempo para reorganizarme y elegir cómo quiero volver al mundo. Si es que decido hacerlo", le decía Diaz a InStyle tiempo atrás. "No extraño la interpretación. Ahora estoy buscando mi espacio de bienestar, pero, sea lo que sea que haga, tiene que ser algo que me apasione y que no lo sienta como un esfuerzo", explicaba.

Bienvenidos a bordo: un taxista perdió un 0 km por un número y Guido decidió romper las reglas

Sobre su nueva vida lejos de los flashes y las cámaras, la protagonista de Loco por Mary aseguraba: "Es divertido que no sepan lo que estoy haciendo, porque mi tiempo es todo para mí. No estoy promocionando ninguna película y, como no estoy promocionando nada, no tengo que darle nada a nadie. No voy a hacerlo más, voy a vivir mi vida. Tengo algunos proyectos en mente, pero es demasiado pronto para hablar de ellos".

Ahora, en plena pandemia, la actriz parece haber encontrado ese "espacio de bienestar" que tanto ansiaba para desarrollar uno de sus proyectos. En este tiempo, en el que surgen con más fuerza algunos hobbies de los famosos que, ante sus agendas detenidas hasta nuevo aviso, le dan rienda suelta a proyectos que tenían archivados, Diaz, comenzó a apostar a su emprendimiento de vino vegano.

La actriz, que hace poco se convirtió en madre de su primera hija, siente que nunca es tarde. Por eso, a los 47 años decidió enfocarse en una idea que tenía hace tiempo. Se trata de un vino vegano al que llamó Avaline. Diaz desde hace años que se inclinó por este modo de vida, y reveló que su propuesta está libre de químicos y que logró llevarla adelante con la colaboración de su amiga Katherine Power.

Junto a ella aparece en los videos y fotos promocionales de la bebida que la actriz subió a su cuenta de Instagram. En esas imágenes se las ve disfrutando de unos sorbos de este vino que aseguran es "delicioso".

Las parejas más discretas de Hollywood, de Cameron Diaz a Viggo Mortensen

Según informó Díaz, el emprendimiento se nutre de una colección de uvas biológicas francesas y españolas. Y ofrece dos vinos diferentes: blanco y rosado y cuestan 24 dólares.