El ritual secreto que tendrían policías en un pueblo de California para conmemorar que han matado a una persona

Jesús Del Toro
·4  min de lectura

La muerte de personas a manos de policías en casos de brutalidad policial ha desatado indignación en Estados Unidos a lo largo de los años, y en la actualidad ello ha impulsado enormes protestas luego de que el afroamericano George Floyd murió en Minnesota a manos de agentes policiales.

En ese contexto se han registrado punzantes alegaciones en la ciudad de Vallejo, California, donde en las últimas dos décadas se ha dado una cantidad desproporcionada de incidentes en el que personas murieron en tiroteos con policías. De acuerdo al relato de la televisora NBC News en Vallejo, que tiene 122,000 habitantes, de 2010 a la fecha se han registrado 18 incidentes en que policías mataron a una persona, una cantidad mucho mayor que otras ciudades de California.

Una insignia policial de California. (AP Photo/Rich Pedroncelli)
Una insignia policial de California. (AP Photo/Rich Pedroncelli)

Y, se afirma, policías participantes en esos sucesos tendrían desde el 2000 una suerte de ritual secreto con el que conmemoraban esos tiroteos letales, denominado ‘Badge of Honor’ (Insignia de honor), que incluiría compartir cervezas y barbacoas en sus patios y doblar un extremo de sus insignias de policía, que son en forma de estrella de siete puntas, para marcar que ese oficial abatió a una persona, de acuerdo al portal Open Vallejo.

Se alega que al menos 14 policías de Vallejo habrían participado en ese supuesto ritual a lo largo de los años.

La gran cantidad de tiroteos policiales en los que ha habido fatalidades en Vallejo ha ya motivado el anuncio de una investigación de parte del procurador estatal de California. Y, a reserva de lo que resulte de esa indagación, ello se da en el contexto de varias demandas que acusan que el Departamento de Policía de Vallejo de utilizar fuerza excesiva en contra de la población.

Algunos de los policías nombrados por Open Vallejo como participantes en el citado ritual de doblar la punta de sus insignias han dicho que es mentira que ellos hayan hecho eso. Pero el jefe de la policía de Vallejo, Shawny Williams, dijo que ya se investiga al respecto. “Hemos recibido declaraciones de dos fuentes distintas dentro del Departamento de Policía de Vallejo sobe que el doblado de insignias ha ocurrido… Son alegaciones problemáticas y perturbadoras, yo he pedido una investigación externa independiente completada por una tercera parte”, dijo Williams.

Doblar la insignia para indicar que un policía ha matado a alguien en un tiroteo sería, de confirmarse, una práctica impropia por ser una suerte de exaltación de la muerte y una muestra de una cultura negativa dentro de ese departamento policial.

El oficial John Withney, quien pasó 19 años en la Policía de Vallejo, llegó al grado de capitán, fue comandante del equipo SWAT local y fue despedido en agosto de 2019, fue quien reveló a Open Vallejo la existencia de ese supuesto ritual. Su abogada dijo que Whitney presentará una demanda pues alega que su despido fue injustificado y por represalia ante las denuncias que él ha hecho.

Según NBC, tanto Williams como Whitney se enteraron de la existencia del ritual de doblado de insignias en abril de 2019, luego de que el rapero Willie McCoy, de 20 años, murió baleado por policías en un incidente que ha sido denunciado como de fuerza excesiva e injustificada. Una investigación al respecto sigue abierta, y en paralelo eso dio pie, de acuerdo a los medios citados, a indagar también sobre la práctica de doblar las insignias y su relación con una presunta cultura negativa en la policía de Vallejo.

Ciertamente, si la policía responde a un crimen y debe actuar, para proteger la vida propia o de la población, con el recurso a la fuerza, eso resultaría necesario, pero aún así ha de hacerse con fuerza proporcional.

Pero la brutalidad policiaca o una suerte de exaltación de la muerte son prácticas contrarias a la ley y a la disciplina y la dignidad policial.

Con todo, el presidente del sindicato de policías de Vallejo, teniente Michael Nichelini, llamó una “noción ridícula” al supuesto ritual de doblado de insignias pues dijo que estas “ya vienen así… Todos estos ataques contra oficiales de policía de Vallejo son mentiras fabricadas para encajar en una narrativa que no existe”.

El clamor por que se investiguen esos hechos específicos y, sobre todo, se erradique la brutalidad policiaca y la cultura que la nutre y exalta es intenso y dar resultados claros en ello es un imperativo en Vallejo y en el general del país.

También te puede interesar:

Lady COVID, el lamentable video de un escándalo en un avión que da pena ajena por todos los que ahí salen

Emilio Azcárraga y AMLO en la 'mañanera', el escándalo por la que llamaba “la mafia del poder”

"Así no se puede". La imagen de una autopista en México que causa indignación