Alec Baldwin: las autoridades dicen que el actor no cumplió la orden de entregar su celular

·3  min de lectura
Las autoridades quieren conocer el contenido del teléfono que Alec Baldwin utilizó desde que se desató la tragedia
Las autoridades quieren conocer el contenido del teléfono que Alec Baldwin utilizó desde que se desató la tragedia

Una nueva polémica se abrió en las últimas horas con Alec Baldwin en la investigación sobre la muerte de la directora de fotografía Halyna Hutchins . La oficina del sheriff del condado de Santa Fe (Nuevo México), en cuya jurisdicción ocurrió la tragedia el 21 de octubre pasado, señaló este jueves a través de un comunicado oficial que el actor todavía no cumplió con la orden expresa de entrega a las autoridades de su teléfono celular.

Pocos minutos después de difundirse este anuncio, el abogado de Baldwin, Aaron Dyer, anunció que había llegado un acuerdo con las autoridades de Nuevo México para hacer entrega formal del aparato después de una serie de medidas que a pedido del actor se hicieron para proteger su privacidad, sobre todo en temas ajenos a la investigación por la tragedia en el set.

“El teléfono será entregado esta semana para su revisión. El señor Baldwin ha seguido cooperando con las autoridades y cualquier insinuación sobre el contrario es sencillamente falsa”, señaló Dyer, también a través de un comunicado. En la declaración previa del sheriff se había indicado que un fiscal de Nuevo México había sido asignado para acordar con el actor el modo de cumplimiento de la orden de allanamiento y la entrega a las autoridades del teléfono.

Alec Baldwin, otra vez en la picota por el caso de la muerte de Halyna Hutchins
Alec Baldwin, otra vez en la picota por el caso de la muerte de Halyna Hutchins


Alec Baldwin, otra vez en la picota por el caso de la muerte de Halyna Hutchins

La orden de registrar el teléfono de Baldwin había sido obtenida en diciembre pasado por los investigadores de la tragedia ocurrida en el set de la película Rust, protagonizada y producida por el actor. La intención de los investigadores es examinar los mensajes de texto y correos electrónicos relacionados con el hecho para determinar qué fue lo que realmente causó la muerte de la directora de fotografía.

La pesquisa sigue su curso y todavía no logró establecerse con precisión cuál fue el verdadero origen de la tragedia en el set. La bala que mató a Hutchins durante un ensayo salió de un revólver Colt 45 que en ese momento era manejado por Baldwin. Todos suponían en el set que el arma no tenía proyectiles reales, sino balas de fogueo y material de utilería.

Las cosas se complicaron cuando Baldwin, en su primera aparición televisiva, dijo que nunca había apretado el gatillo y deslindó toda responsabilidad. El fin de semana pasado reaccionó con dureza contra quienes le cuestionaban supuestas actitudes destinadas a obstaculizar la investigación

Hannah Gutierrez-Reed, de 24 anos, es la jefa de armas de la película y estaba atravesando una de sus primeras experiencias en realizando ese trabajo
instagram


La armera Gutiérrez-Reed acusó a un proveedor de entregarle una mezcla de balas reales y falsas (instagram /)

La última novedad al respecto se conoció en las últimas horas del miércoles 12. Hannah Gutiérrez Reed, encargada de todo el armamento utilizado durante el rodaje, acusó ante la Justicia de Nuevo México a Seth Kenney, el proveedor de todas las armas y municiones, de haber “creado una situación de peligro” que derivó en la muerte de Hutchins.

En su demanda, Gutiérrez Reed responsabiliza a Kenney de haberle entregado una partida de materiales que incluyó una mezcla no determinada de municiones reales y falsos. “Los acusados distribuyeron a la producción de Rust cajas de municiones que supuestamente contenían balas falsas, pero que contenía una mezcla de municiones reales y falsas”, señala Gutiérrez-Reed.

La armera, cuestionada desde el principio de la investigación desde diferentes lugares por su falta de experiencia en el tema, argumenta que actuó de buena fe al manejarse con la declaración “tergiversada” de Kenney acerca de que todo el material entregado era seguro y no incluía munición real. “Al hacerlo, los demandados crearon una condición peligrosa en el set de filmación sin que Hannah Gutierrez Reed lo supiera, lo que provocó un riesgo previsible de lesiones para muchísimas personas”, indica la presentación judicial.

En su momento, Kenney desmintió la posibilidad de haber entregado municiones reales mezcladas con el material de utilería. “Toda la munición se prueba individualmente antes de ser enviada a los sets de filmación”, aseguró el proveedor.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.