Ale Guzmán espera que su hija Frida mejore su salud mental

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 10 (EL UNIVERSAL).- La cantante Alejandra Guzmán rompió el silencio y mediante un comunicado señaló que la familia Guzmán "ha estado siguiendo las extrañas acusaciones hechas por #FridaSofia Guzmán en los medios de comunicación durante las últimas semanas".

"Hemos optado (continúa el comunicado) por no responder a través de los medios, sino haciéndole saber a Frida Sofía que la amamos, que esperamos que consiga la ayuda para mejorar su salud mental que tan claramente requiere y que estamos aquí con los brazos abiertos, siempre que cualquier intención de aclarar y reconciliar se haga en privado".

Señala que las entrevistas ofrecidas el pasado jueves por Enrique y Luis Enrique Guzmán serán las únicas declaraciones de la familia. "No queremos participar en esta ola de chismes que se deben a que 'periodistas preocupados' se aprovechan de la lamentable situación de Frida".

Antes, en su Instagram, Frida habló sobre una encuesta de "Despierta América": "Tendría que ser una persona degenerada y verdaderamente pobre de corazón, como para mentir de algo que sí pasó, y que me callé por muchos años. Pero es un demonio menos, una libertad inexplicable. Estas cosas me duelen, sí, hay gente que reclama: 'por qué lo haces público', 'los trapos sucios se lavan en casa'".