Alcaraz redescubre la alegría del tenis en el Abierto de EEUU

Por Amy Tennery

NUEVA YORK, 11 sep (Reuters) - Con un poderoso saque y una sonrisa radiante, Carlos Alcaraz subió a la cima del tenis masculino en el Abierto de Estados Unidos el domingo, un cambio notable para el joven de 19 años apenas unas semanas después que dijera que había perdido parte de su pasión por el deporte.

El público neoyorquino había acogido al adolescente español en su corazón el año pasado, cuando se convirtió en el hombre más joven en alcanzar unos cuartos de final del Abierto de Estados Unidos.

Y su afecto se acentuó el domingo cuando venció a Casper Ruud por 6-4, 2-6, 7-6(1) y 6-3 para ganar su primer grand slam y sustituir a Daniil Medvedev como número uno del mundo.

Tras conseguir un par de títulos de Masters 1000 este año, Alcaraz parecía dispuesto a luchar por su primer gran título en Nueva York, pero sufrió una crisis de confianza en Montreal el mes pasado, al perder su primer partido.

Luego abandonó el Abierto de Cincinnati en cuartos de final y dijo que la presión le estaba afectando.

"En Montreal y Cincinnati perdí en parte la alegría", dijo Alcaraz. "Sentí la presión. Sentí la presión. No era capaz de sonreír en pista".

Llegó a Flushing Meadows decidido a disfrutar, dijo, aunque el camino hasta la final apenas no podía ser mucho más agotador.

Sobrevivió a tres partidos consecutivos de cinco sets antes de encontrarse con el noruego el domingo, aunque el agotador calendario pareció tener poco impacto en el atlético Alcaraz.

"Creo que nació para este tipo de torneos, para este tipo de partidos", dijo su entrenador, el también español y ex número uno del mundo Juan Carlos Ferrero.

"Es un gran competidor. No deja nunca de intentarlo".

Ferrero, campeón de Roland Garros en 2003, dijo que reconoció enseguida el talento "explosivo" de Alcaraz, pero que tuvieron que trabajar mucho para mejorar el aspecto físico de su juego.

"Cuando llegó a la Academia, tenía 15 años, era como un espagueti, muy delgado. Hemos puesto mucho trabajo en su cuerpo", dijo a los periodistas.

"Tenía mucha velocidad de manos y piernas rápidas, pero no tenía músculos", añadió.

Alcaraz consiguió su primer título ATP hace poco más de un año en Croacia y se ha convertido en el número uno del mundo más joven desde que comenzó la clasificación de la ATP en 1973.

Pero esto es sólo el principio, dijo.

"Tengo hambre de más. Estar en lo más arriba del tenis durante mucho tiempo, como ha hecho el 'Big Three'", dijo a la prensa, en referencia a Rafael Nadal, Novak Djokovic y Roger Federer.

"Para eso no hay que parar, hay que seguir y seguir; es lo que voy a hacer".

(Información de Amy Tennery en Nueva York; edición de Peter Rutherfor; traducido por Tomás Cobos)