Alcaldesa de Tepic reaparece con collarín tras accidente

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, mayo 29 (EL UNIVERSAL).- La alcaldesa de Tepic, Geraldine Ponce, compartió en su cuenta de Instagram una fotografía donde aparece portando un collarín luego del percance que sufrió junto con su equipo de trabajo cuando la avioneta en la que viajaban tuvo problemas al momento de aterrizar ayer sábado.

"Uno de los peores momento de mi vida, si no es que el peor hasta ahora", escribió la alcaldesa en la publicación donde comparte detalles sobre el percance que tuvo cuando se dirigía a la sierra Del Nayar.

Señaló que el día de ayer asistió a una asamblea en Jesús María para la elaboración de un plan de justicia de los pueblos originarios de Nayarit, Durango y Jalisco, y que como es costumbre, rentó una avioneta para viajar ya que por la agenda y la cantidad de gente que viajaría con ella "era más conveniente y barata esta forma de trasladarse", dijo.

Según su plan de vuelo la aeronave aterrizaría en la pista de Mesa del Nayar, misma que se encuentra en buen estado pero que tiene características particulares por su ubicación ya que se encuentra a la orilla de una meseta, con cerros y barrancos cerca.

La alcaldesa narró que eran aproximadamente las 10 de la mañana cuando se encontraban a punto de aterrizar, y que era la primera vez que tanto el piloto como ella y quienes la acompañaban aterrizaban en dicha pista.

"La avioneta no presentó fallas en ningún momento ni hubo problemas durante el vuelo, sólo durante el aterrizaje, ya que fue muy duro y al parecer con alta velocidad, además de afectado por las corrientes de aire".

Mencionó que por dichas condiciones, luego de que la avioneta golpeara la pista, brincó y después del segundo golpe en el suelo se perdió completamente el control de la aeronave.

"El movimiento nos sacó de la pista y nos arrastró mientras chocábamos contra piedras y arbustos hasta que finalmente un árbol nos detuvo".

Indicó que mientras todo el percance ocurría, tanto ella como el resto de los pasajeros se protegieron para evitar golpearse además de que ayudó mucho que todos contaban con cinturón de seguridad, aunque las sacudidas y los impactos les causaron algunas lesiones.

"En ese momento lo único que pedía a Dios era que todo se detuviera y que todos estuvieran bien… sólo pensaba 'no es posible que esto esté pasando'", escribió en su publicación.

Geraldine Ponce continúa su narración diciendo que luego de que la avioneta se detuviera descendieron rápidamente y notaron que el combustible estaba tirándose por lo que de manera inmediata y "por el miedo a una explosión" se alejaron.

Agradeció a Dios por haberlos mantenido a todos sanos y salvos, sin heridas aunque con algunas lesiones leves y "el susto de nuestras vidas".

Tras el accidente, la alcaldesa continúo con su agenda de manera normal.

Mencionó que luego de regresar a Tepic, todos los ocupantes se sacaron radiografías y solo les detectaron tensión.

"A mí y al director del IMPLAN también nos detectaron contracturas en el cuello, por lo que estaremos usando collarín durante diez días, además de tomando desinflamatorios y relajantes musculares.

"Hoy vuelvo a confirmar: Dios es muy grande y nos da lecciones muy importantes en nuestras vidas, que con mucho gusto recibo para seguir aprendiendo y cumpliendo el propósito que me ha dado. Les agradezco infinitamente a todos", concluyó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.