El alcalde de Quito da positivo para coronavirus y se aisla por diez días

Agencia EFE
·2  min de lectura

Quito, 25 oct (EFE).- El alcalde de Quito, Jorge Yunda, anunció este domingo que dio positivo en una prueba PCR para la detección del coronavirus SARS-CoV-2, y anunció que se aislará por diez días, como señalan los protocolos para estos casos.

Yunda, en un mensaje de Twitter, indicó que el sábado presentó síntomas leves, que no especificó, y que en principio creyó que se trataba de efectos del cansancio por el trabajo que cumple a diario.

Sin embargo, dijo que esta mañana acudió a un centro médico para someterse a una prueba PCR y que luego de unas horas de espera le comunicaron que había dado positivo para la covid-19.

"Lo primero en estos casos, vecinas y vecinos -que no estamos libres (de contraer la enfermedad)-, es tomarlo con mucha tranquilidad", pues "el estado de ánimo es fundamental para enfrentar este virus", señaló en su mensaje colgado en la red social.

Insistió en que este domingo será el primero de los diez días que debe guardar un régimen de aislamiento, y no dio más detalles sobre su caso, aunque aconsejó a los ciudadanos no descuidar sobre las normas de bioseguridad.

"Esto continúa", admitió el alcalde de Quito, la ciudad ecuatoriana más afectada por la pandemia, según las últimas cifras oficiales.

La capital ecuatoriana, con 1.609 casos positivos en las últimas 24 horas, fue la ciudad que más contribuyó al aumento de la cifra de contagios en el país, que alcanzó este domingo los 161.635 infectados, según la estadística oficial, cuyo registro comenzó el pasado 29 de febrero.

La cifra de contagio de Quito trepó a 50.694 casos positivos, seguida de otras urbes como Guayaquil, con 14.786 casos (54 más que la víspera), Cuenca con 8.280, Loja con 4.608, Santo Domingo con 4.400, Ambato con 3.837, Portoviejo con 3.413 y Machala con 3.136 contagios.

Ecuador aplicó el pasado 16 de marzo un estado de excepción en todo el territorio para afrontar la expansión de la pandemia, que en los primeros meses incluyó un estricto confinamiento masivo.

Esa medida de excepción finalizó el 14 de septiembre y, entonces, el Gobierno pidió "corresponsabilidad" a la población, a la que exhortó a cumplir medidas de bioseguridad como el lavado habitual de manos, el distanciamiento físico de al menos dos metros y el uso permanente de mascarillas.

Desde entonces, Ecuador busca conciliar el mantenimiento de la emergencia sanitaria con acciones de reactivación económica, mientras que la imposición de restricciones recae sobre cada uno de los Gobiernos locales.

(c) Agencia EFE