El alcalde de Quito comparece en una sede judicial y dice no temer por el grillete o la cárcel

Agencia EFE
·2  min de lectura

Quito, 17 feb (EFE).- El alcalde de Quito, Jorge Yunda, compareció este miércoles por primera vez ante una sede judicial por un caso de corrupción que le salpica por el presunto delito de peculado en la compra de pruebas PCR, y aseguró no temer a que le coloquen un grillete o ir a la cárcel por "defender la vida".

El regidor de la capital ecuatoriana se presentó por la mañana ante la Corte Provincial de Justicia de Pichincha, provincia de la que Quito es capital, y lo hizo por primera vez para presentarse ante la disposición del juez que sigue el caso.

A la salida de la sede judicial aseguró haber escuchado de sus abogados las medidas cautelares dictadas por el juez, pero precisó que "no menciona ningún grillete", como había informado la Fiscalía en la víspera.

"No tengo ninguno hasta el momento", refirió a los medios de comunicación al levantarse el pantalón y enseñar las piernas, "pero -prosiguió- si es que si por salvar decenas de miles de vidas en esta ciudad, tengo que ponerme grillete, o enfrentar la cárcel no me da miedo, mi vocación de médico será siempre defender la vida".

Mientras se prolongue la instrucción fiscal del caso en el que fue imputado el martes, Yunda no podrá abandonar el país como medida cautelar.

Alcalde de la capital ecuatoriana desde 2019, fue vinculado a ese proceso de presunta corrupción como autor mediato, junto a otros seis funcionarios y exfuncionarios públicos como presuntos coautores.

La instrucción fiscal fue abierta por un delito de peculado o malversación de caudales públicos en la compra irregular de 100.000 pruebas PCR para la detección de covid-19, una compra realizada a la empresa Salumed S.A. que "habría representado un perjuicio para el Estado de 4.226.800 dólares", según la Fiscalía General del Estado.

Médico de profesión, el alcalde se pronunció el lunes sobre el caso y aseguró que las pruebas "protegieron a los quiteños".

(c) Agencia EFE