Alcalde del Condado de Orange anuncia cambios al uso de mascarillas y distanciamiento social, tras nuevas pautas de los CDC

Ingrid Cotto, Orlando Sentinel
·5  min de lectura

El alcalde del condado de Orange, Jerry Demings, anunció el miércoles nuevos cambios en las pautas de distanciamiento social del condado y el mandato de mascarilla al aire libre.

La decisión, según dijo en una conferencia de prensa, se da en respuesta a una nueva guía de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés).

Demings presentó un plan de tres fases para disminuir el distanciamiento social y el uso de coberturas faciales para quienes están completamente vacunados.

Sin embargo, el alcalde resaltó que no eliminará el uso de mascarillas hasta que el 70% de la población del condado de 16 años o más haya sido vacunada contra la COVID-19.

“Si está completamente vacunado y desea asistir a una pequeña reunión al aire libre con personas vacunadas y no vacunadas, o cenar al aire libre, la ciencia muestra que puede hacerlo de manera segura ... sin una máscara. Sin embargo, los CDC todavía le aconseja evitar grandes reuniones”, declaró Demings.

El enfoque gradual comienza inmediatamente con la recomendación de que las personas se mantengan a tres pies, no seis, de los demás.

El alcalde dijo que el condado pasará a la siguiente fase cuando la mitad de su población de 16 años o más haya recibido al menos una dosis de la vacuna. El Dr. Raúl Pino, funcionario de salud estatal en el condado de Orange, calculó que podría ser en tres semanas, posiblemente incluso antes, si las tasas de vacunación rezagadas del condado se recuperan.

Aproximadamente el 43% de la población del condado de 16 años o más ha recibido al menos una inyección de la vacuna, según muestran los datos de salud del condado.

Demings dijo que puede rescindir la orden de máscaras si la tasa de positividad continua de 14 días del condado cae por debajo del 5% de las pruebas de la COVID diarias. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que una tasa del 5% o menos en una comunidad sugiere que el virus está bajo control. La última cifra aquí fue del 8.1% el martes.

Pino, quien acompañó a Demings durante la reunión de prensa, dijo que la estrategia del alcalde alienta a las personas a vacunarse al menos con una dosis para que la comunidad pueda volver a cierto nivel de normalidad.

“Creo que es un cambio en la dirección correcta”, dijo. “Le está diciendo a la gente que estamos progresando, pero sigamos adelante”.

Los residentes y visitantes del condado han estado bajo el mandato de Demings que exige cubrimientos faciales desde junio, impuesto en ese momento a medida que las infecciones aumentaron hacia lo que pronto se convertiría en niveles récord. Pero a medida que aumentan las vacunas, la orden irrita cada vez más a sus críticos.

El plan se divide en las siguientes etapas:

Fase 1- Efectivo inmediatamente. Reduce la distancia física de 6 a 3 pies en todos los entornos. Las personas completamente vacunadas deben seguir las pautas de los CDC para el uso de cubiertas faciales.

Fase 2- Efectiva cuando el 50% de la población de 16 años o más ha recibido su primera dosis de la vacuna. El mandato de cobertura facial para exteriores será eliminado para todas las personas. Se recomienda una distancia física de al menos 3 pies entre los grupos. Todavía se requieren cubrimientos faciales para interiores, excepto para comer o beber.

Fase 3 - Efectiva cuando el 70% de la población de 16 años o más ha recibido su primera dosis de la vacuna y / o la tasa de positividad continua de 14 días del Condado de Orange es del 5% o menos. Se retiran todos los mandatos.

La orden ejecutiva se realizó “después de revisar la investigación de múltiples fuentes, incluida la Universidad de Florida Central, el Departamento de Salud de Florida y los médicos de los hospitales locales”, señaló Demings.

Al igual que las órdenes anteriores reforzar las nuevas pautas, presentan un reto especialmente al detectar quien está vacunao o no. Especialmente cuando el gobernador de Florida Ron DeSantis emitió una orden ejecutiva que prohíbe a todas las empresas de Florida exigir “pasaportes de vacunación”.

Festivales como el Guaya Guaya Fest y el Día Nacional de la Zalsa conglomeraron a miles de personas sin distanciamiento y sin uso de mascarillas en el Central Florida Fairgrounds en eventos individuales el pasado sábado y domingo, según muestran múltiples videos y fotos en redes.

Las autoridades en Florida Central y Puerto Rico y dijeron estar preocupadas por las imágenes que se han viralizado en las redes y destacaron los repuntes de la COVID-19 en la Isla ya algunas personas viajaron para participar de los conciertos en Orlando, Florida.

Cambios de los CDC sobre el uso de mascarillas

En su nueva orden, los CDC, indican que, vacunada o no, la gente no necesita usar mascarilla en el exterior, cuando están en movimiento como caminar, andar en bicicleta o correr a solas o con miembros de su familia. También puede quitarse la mascarilla en pequeñas reuniones en el exterior con gente ya vacunada.

La norma es distinta para las personas no completamente vacunadas —es decir, que no han recibido las dos dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna o la dosis única de la de Johnson & Johnson—, quienes deberán usar mascarilla en reuniones donde hay otras personas no vacunadas, o en restaurantes al aire libre.

Para obtener más información sobre la Orden Ejecutiva, visita ocfl.net/ExecutiveOrders.

*Ingrid Cotto es reportera de El Sentinel Orlando icotto@orlansentinel.com. La nota incluye datos del Orlando Sentinel.